mormon.org Global
Antonio: Testimonio, Familia, Uruguay, Hijos, Escrituras, Matrimonio, Mormón.

Hola soy Antonio

Acerca de mí

Pertenesco a la Iglesia de toda la vida, mi lema ha sido que ningun èxito compensa, al fracaso en el hogar. Con mi esposa criamos seis hijos, cinco mujeres y un varon, nuestro hijo fue misionero regular en Argentina, Nuestros hijos se han casado y sellados en el Templo.y tenemos en la actualidad 22 nietos. Las noches de hogar fueron nuestra mejor herramienta como padres, y actualmente realizamos una reunion anual de la familia en el mes de abril. Nuestra ultima reuniòn fue dirigida y preparada por nuestros nietos.

Por qué soy mormón(a)

Cuando tenia catorce años, senti la necesidad de saber personalmente si la iglesia era verdadera como ya tenia el hàbito de orar y preguntar a Dios las cosas que me preocupaban, esta vez tambien lo hice. Senti que tenia un compromiso, y era que si la respuesta era positiva, yo debia comprometerme de corazòn a guardar los mandamientos y leyes del evangelio. Y asi me determinè a hacerlo. Me arrodillè en mi cuarto y le preguntè a Dios, queria saber si la Iglesia era verdadera y queria tener un testimonio de Josè Smith. Fue en un instante, no se iluminò mi cuarto, no vi ningun angel, pero senti en mi pecho con toda la fuerza de mi corazon, que la Iglesia era verdadera y que Jose Smith fue realmente un hombre llamado por Dios. Desde ese dìa mi vida esta atada a la Iglesia y me esfuerzo por vivir cada principio del evangelio.

Historias personales

¿De qué manera el Libro de Mormón le ha acercado más a Dios?

Si yo no supiera que el Libro de Mormòn es un libro sagrado, pensaria que es màgico, el leerlo produce sentimientos de claridad y entendimiento, es como si a la vez alguien te estubiera explicando lo que lees, creo que es un libro viviente, que tiene un poder que ningun otro libro tiene, lo he convertido en un manual para mi vida.

La manera en que vivo mi fe

Trato de vivir el evangelio en mi vida personal y en mi propia casa, amo a mi esposa y la considero; la mejor parte de mi. Me esfuerzo por ser honesto en mi tratos con otras personas. Aprendì que mi Padre Celestial escucha siempre mis oraciones, eso lo sè.