mormon.org Global
Joaquin: padre, converso, misionero, esposo, programador, fotografia, Mormón.

Hola soy Joaquin

Acerca de mí

Nací y me crié en Argentina, de una familia con principios Cristianos. Desde los 9 años comencé a ir a la Iglesia Católica por mi propia decisión. Con el paso de los años termine mis estudios secundarios y terciarios. Conocí la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Dias y sentí el cambio en mi. Fui misionero, al terminar me casé con una hermosa mujer que era mamá de dos hermosos pequeños. Ahora soy padre de familia y esposo. Me dedico a la Programación de Software y la Administración de Consorcios. Mis pasatiempos mayormente son pasar tiempo con mi familia. Me encanta el football y la fotografía.

Por qué soy mormón(a)

A los 22 años conocí a algunas personas que eran miembro de la Iglesia. Al conocer a los misioneros, ellos compartieron conmigo la experiencia de Jose Smith en la primera visión, y desde ese momento una pequeña semilla empezó a crecer dentro de mi, una semilla de una verdad. Al ir escuchando a los misioneros pude empezar a unir cabos sueltos que estaban en mi mente y corazón. Comencé a entender en una mayor profundidad el propósito de mi vida. Al cabo de un mes fui bautizado y recibí el Don del Espíritu Santo. Desde ese momento hasta hoy, mi testimonio ha crecido. Se sin lugar a duda que estoy en el lugar correcto, se sin lugar a duda que Jesucristo es el Hijo de Dios, mi Salvador, se sin lugar a duda que Jose Smith vio al Padre y al Hijo, y que fue un instrumento para restaurar la verdad, se sin lugar a duda que El Libro de Mormon, como la Biblia, son libros sagrados, son la guía para nuestras vidas.

La manera en que vivo mi fe

Desde que entré a la Iglesia he participado activamente en muchos llamamientos. En mis primeros meses de miembro de la Iglesia tuve la hermosa oportunidad de servir como líder de los Hombres Jóvenes, entre 12 y 18 años, en un campamento. Luego el Señor me llamó a servir en el Quorum de Elderes junto con los hombres mayores de 18 años. Estuve al servicio de mis semejantes en muchas oportunidades en cada lugar donde viví. Mi más reciente llamamiento (asignación) fue servir como Presidente de Escuela Dominical del Barrio donde vivo. En este llamamiento el Señor me ha enseñado a enseñar con mayor poder, dando lugar al Espíritu Santo a ser el verdadero maestro de todos. Me ha brindado la oportunidad de mejorar como padre y como esposo, con la firme esperanza de algún día poder ser más semejante a mi Salvador, Jesucristo.