mormon.org Global
Manuel Rodriguez: Mormón.

Hola soy Manuel Rodriguez

Acerca de mí

Bueno, Próximamente seré misionero de la Iglesia en la misión El Salvador San Salvador Este, estoy muy emocionado por este llamamiento el abrirlo y saber a donde requiere el Señor que le sirva ha sido uno de los momentos mas felices de toda mi vida, la verdad ya quiero salir a predicar el evangelio es tan maravilloso el tener la oportunidad de servirle al Señor y demostrarle nuestro amor mediante la disposición y la obediencia que mostramos al ser llamados a la obra, estoy sumamente agradecido. Mi pasatiempo favorito es jugar o ver partidos de fútbol, mi equipo favorito es el F.C. Barcelona, me gusta hacer reír a las personas y reírme, leer las escrituras y no poder parar de hacerlo, meditar en ellas y escudriñarlas es lo máximo!

Por qué soy mormón(a)

Hace 7 años que soy miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, por medio de 2 misioneras que un día me invitaron a una actividad deportiva en la capilla de mi actual barrio, luego me enseñaron y hablaron sobre el libro de mormón, me dijeron que orara para obtener una respuesta de la veracidad de todas las cosas que habia aprendido,recibí una respuesta supe que era verdad y tome la descicion de bautizarme siendo así el primer miembro de la Iglesia en mi familia,cierro y abro los ojos al parpadear y parece que ha sido ayer que paso esto, hoy en día estoy próximo a ser misionero porque quiero que así como yo pude conocer el evangelio por medio de la obra misional así también otras personas puedan conocerlo siendo yo un instrumento en las manos de nuestro Padre Celestial,Testifico que Jesucristo es nuestro salvador que el Libro de Mormón es otro testamento del evangelio que es verdadero,que el profeta Thomas S. Monson es escogido directamente por revelación Dios y que si perseveramos hasta el fin podremos llegar a obtener el mayor de todos los dones la Vida Eterna.

La manera en que vivo mi fe

Al hacer servicio comunitario y ayudar a otras personas en lo que podamos demostramos nuestra fe en los principios que aprendemos y obediencia en amar a nuestro prójimo, es inexplicable el sentimiento que se tiene al servir a alguien y incontables son las bendiciones que nos da nuestro Padre Celestial, por ello de igual manera al esforzarnos en cumplir un llamamiento sea cual sea que se nos da es de gran bendición para nuestra propia vida si somos diligentes, obedientes y hacemos la voluntad de Dios.