mormon.org Global
Quinn: lógica, leedor, ex-misionero, estadounidense, nadador, triatlón, Mormón.

Hola soy Quinn

Acerca de mí

Me encanta leer y aprender. Asisto a la universidad BYU. A la vez, soy activo. Me encanta el aire libre y la naturaleza. Voy de camping, corro, y nado en las montañas y los lagos. Y me encanta compartir por qué creo lo que creo, cómo sé lo que sé, y la razón de las cosas espirituales.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormón a causa de lo que siento y a causa de lo que sé. Cuando leo el Libro de Mormón, o escucho a los apóstoles vivientes, o estoy en los santos templos... no puedo negar lo que siento ni negar que esos sentimientos vienen de Dios. ¡Lo que siento es tan lindo! ¡Vale la pena sentirlo! Recomiendo que investiguen y experimenten todo lo que La Iglesia de Jesucristo les ofrece. Si yo supiera que esta iglesia no fuese la iglesia de Dios, ¿Qué compromiso tendría yo con ella? Fuera el compromiso que fuera con una iglesia hecho por hombres, mi compromiso para con Dios y Su iglesia es mayor. No quiero formar parte de aún otra "iglesia Frankenstein" (una pesadilla de semi-verdades y semi-mentiras cosidos juntos por los hombres para formar otra abominación organizada). Hay demasiadas de esas cosas. Soy mormón todavía porque estoy seguro que esta es Su iglesia. Cuando era chico, no entendía mucho pero tenía fe que todo era verdad. Deseaba que todo fuera verdad. Esperaba que todo fuera verdad. Creía que todo era verdad. Y ahora, yo sé que todo es verdad. Ya no es un deseo ni una esperanza ni una creencia... es un conocimiento perfecto de esa verdad. Mi conocimiento es perfecto en esta verdad: Esta es La Iglesia de Jesucristo.

La manera en que vivo mi fe

Para empezar con lo básico: ¿Oro? Sí; muchas veces cada día. ¿Leo las escrituras? Sí; las estudio cada día. ¿Voy a la iglesia? Sí; esté cansado o no, llueva o no, voy cada domingo. ¿Qué mas hago? Hago la obra misional. Hago el esfuerzo para compartir las verdades que he llegado a saber por mí mismo. Entonces, comparto las verdades del evangelio restaurado (las enseñanzas y el plan de Cristo para nosotros) y de la iglesia restaurada (la organización de Cristo que protege, predica, y administra su evangelio a nosotros). Los dos juntos me proporcionan la verdad, la fuerza de vivir la verdad y la manera de vivir la verdad. ¡Todos los necesitamos! Necesitamos la verdad. Necesitamos la fuerza de vivir la verdad. Necesitamos la manera de vivir la verdad. Al fin y al cabo, necesitamos vivir la verdad. Entonces, ¿Cómo vivo mi fe? Vivo mi fe al vivir la verdad. Y, ¿Cómo vivo la verdad? Testifico que la única manera de vivir la verdad (completamente) es a través del evangelio restaurado y iglesia restaurada de Jesucristo. ¿Cómo vivo mi fe? ¿Cómo vivo la verdad? La respuesta más corta y comprensiva: Adopto todas las creencias, declaraciones, normas y practicas oficiales de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días... sabiendo que el evangelio y la iglesia de Jesucristo constituyen la única manera de alcanzar la vida eterna.