mormon.org Global
Paula: Mormón.

Hola soy Paula

Acerca de mí

He sido miembro de la iglesia toda mi vida y no me arrepiento en ningún momento de serlo, tampoco me avergüenzo en ninguna situación. En el colegio y liceo, todos mis compañeros sabían que soy miembro de la iglesia y asi todo se hacía mas fácil, en el sentido de poder respetar y mantener mis normas y principios; a veces no era fácil llegar a algunas personas, pero el Padre Celestial siempre me ha bendecido con personas muy buenas en mi vida y al ser honesta y franca con mis creencias y no ceder jamás, siempre se hizo más fácil compartir con mis amigos y amigas. Actualmente estoy terminando mis preparativos para salir a misión y tan solo me quedan 15 dias, estoy super emocionada de servir ya! Amo este evangelio, el poder conocer el evangelio restaurado de Jesucristo ha bendecido mi vida enormemente y planeo mantener y edificar mi vida siempre sobre el fundamento seguro que es Jesucristo, mi Salvador.

Por qué soy mormón(a)

Cuando yo nací, mis padres eran miembros de la Iglesia y ellos me enseñaron los principios y las doctrinas de este Evangelio, cuando cumplí 8 años decidí bautizarme porque toda mi vida había vivido de acuerdo al evangelio y me parecía que era lo correcto. A medida que pasaba el tiempo y yo iba creciendo, mi testimonio iba aumentando cada vez mas en que realmente ésta es la Iglesia verdadera y que no hay otra sobre la faz de esta Tierra, quise siempre adquirir mi propio testimonio de la Iglesia e hice lo que hay que hacer para obtenerlo, orar, estudiar y ayunar, y supe en todo momento que toda mi vida he estado en la Iglesia verdadera, con el Evangelio correcto y aun sigo fortaleciendo ese testimonio cada día, estudiando las escrituras, orando y ayunando con Fe y mi Padre Celestial siempre me ha respondido y se que me ama y que está contento con la decisión que he tomado de seguir en esta Iglesia.

La manera en que vivo mi fe

En la iglesia soy activamente participativa, mientras estuve en mujeres jóvenes participaba en todas las actividades que habían, siempre apoyando, sobretodo en los bailes, me encanta bailar y siempre estaba a cargo de dirigir y organizar todos los bailes y coreografías que había que hacer, también hace poco estuve trabajando con los jóvenes haciéndoles clases en el programa de seminario, enseñando y estudiando el Nuevo Testamento. Ahora en dos semanas más tendré la maravillosa bendición de poder compartir mi testimonio del Evangelio y poder enseñarles a otras personas sobre este evangelio restaurado sirviendo una misión en México por 18 meses