mormon.org Global
Daniel: Mormón.

Hola soy Daniel

Acerca de mí

Nací en Sacramento, California, y he vivido en diferentes lugares en los Estados Unidos. Apenas teminé mi primer año de la universidad BYU, estudiando matematicas. Somos seis niños en mi familia, y yo soy el cuarto. Me gusta jugar los deportes, incluye baloncesto, voleibol, y fútbol. También me gustan jugar videojuegos, andar por bicicleta, y leer.

Por qué soy mormón(a)

Mis padres eran miembros de la Iglesia cuando nací, entonces crecí en la Iglesia durante mi vida. Escogo a seguir el Evangelio de Jesucristo por el conocimiento que tengo sobre la veracidad del mensaje y las bendiciones que recibo al vivir el Evangelio. Como prometen las escrituras y las palabras de los profetas modernos, recibimos bendiciones para vencer los desafíos de esta vida al vivir en acuerdo con las enseñanzas del Evangelio. Lo he visto en mi propia vida, y sé que recibimos la ayuda de Dios y sentimios Su amor haciendo lo que manda. Yo sé que las enseñanzas del Evangelio son verdaderas. Llegué a saberlo por medio del poder y del influyo de Dios. Sé que esta iglesia es verdadera. Yo sé que el Libro de Mormón es verdadero, y al seguir sus principios, podemos acercarnos a nuestro Padre Celestial y nuestro Salvador, Jesucristo. Yo sé que Cristo sufrió por nosotros, y por medio de Su sacrificio, verdaderamente podemos ser limpios del pecado. Yo sé que al vivir justamente, podremos vivir para siempre como familias. Este conocimiento me ayuda porque me da esperanza para la vida que sigue, en la que podemos ser felices para eternidad.

La manera en que vivo mi fe

Ahora, me enfoco en compartir el mensaje de Jesucristo hablando con otras personas cada día y tratando de ayudarlas a aumentar su fe en Cristo. También trato de ayudar a las personas en mi congregación a venir más cerca a Cristo y animarlas a compartir el mensaje de Cristo. He servido a los en mi congregación visitándolos para conocerlos, prestando servicio, y hanblándolos y enseñándolos las palabras de Cristo. Serví en mi juventud hermanando a los jóvenes en mi área, ayudándolos a sentir cómodos en la congragación, y ayudándolos a acercarse a Cristo. Quiero dar servicio así durante mi vida, a la Iglesia, a los de mi alrededor, y a los de mi comunidad.