mormon.org Global
Maestro: maestro, uruguay, docente, funcionario público, secretario, administrativo, Mormón.

Hola soy Maestro

Acerca de mí

Esposo, padre, hijo, hermano, amigo, maestro y secretario administrativo, son algunos de los títulos que podrían definirme. De todos ellos disfruto, pero el que más valoro es el de saberme un Hijo de Dios. Me encanta la historia, el arte y la cultura, en un mundo donde reina lo efímero, donde lo "estético se impone ante lo ético" me siento afortunado de saber que existe un propósito eterno para la humanidad, un Plan que Dios nuestro Padre preparó para que progresemos eternamente. Sé que es así y eso me da fortaleza, fe, convicción, felicidad y esperanza.

Por qué soy mormón(a)

Porque me hace feliz, me da paz y me llena de confianza el alma. En la iglesia he descubierto mi propio potencial y aprendo como ser mejor esposo, padre, hermano, amigo y profesional. Sé que este evangelio es verdadero pues he participado de su fruto y es más dulce que todo lo dulce, su semilla es buena y rica su cosecha.

Historias personales

¿Podría explicar la función que desempeña la oración en su vida?

Es una comunicación con Dios y con los Cielos que me da fortaleza, paz y confianza. Es una conversación con Nuestro Padre Celestial en la que puedo expresar todos los deseos, anhelos, miedos, desafíos y más profundos sentimientos con la plena seguridad de que del otro lado está Él para escucharme. Sé que Dios me conoce y yo le conozco a él ... ¿Cómo sé eso? Gracias a la oración una forma de invocar los poderes del cielo y descubrir la eternidad que viven en nosotros, nuestro naturaleza y la naturaleza de Dios. Dios es Nuestro Padre y nosotros sus hijos por eso la oración tiene sentido. Quien desee comprobarlo pruebe orar con fe, diríjase a Dios en nombre de su Hijo Jesucristo y hable con naturalidad, si lo hace sabrá quién es verdaderamente y que Dios lo escucha. Lo sé...

¿De qué manera el Libro de Mormón le ha acercado más a Dios?

Si bien he leído varios libros, el Libro de Mormón posee la particularidad de atraer al Espíritu de Dios, brindándome paz, luz y consuelo. Me crié en un hogar donde la Biblia era el fundamento de nuestra fe, hoy puedo decir que el Libro de Mormón a contribuido a ese fundamento ampliando mi amor por Jesucristo y mi conocimiento del él y sus caminos. Ambos son un testimonio de Jesucristo y a quién tenga dudas de ello, lo invito con sinceridad a qué haga la prueba porque como dice la escritura "por sus frutos los conoceréis". He experimentado ese fruto y sé que es bueno

¿Cuál de las enseñanzas del Salvador ha influenciado su vida?

El saber que Él me conoce y que además puede sentir lo que yo siento por medio de su poder expiatorio me brinda paz y esperanza. Día a día lucho conmigo mismo, para ser mejor persona, mejor esposo, padre, amigo, compañero y profesional... no siempre logro los niveles que deseo pero Jesucristo me da la fuerza para seguirlo intentando, ya que confío en el poder de su gracia, en su capacidad para completar esa parte de mí que no puedo alcanzar. Sentirlo así cerda de mí me da paz, me libra de la culpa y me consuela. Sé que Jesucristo es mi Amigo y mi Maestro, confío en Él y sé que llegado el momento se jugará por mí si yo me juego por Él cada día... Él nos enseñó: "y si los hombres vienen a mí, les mostraré su debilidad. Doy a los hombres debilidad para que sean humildes; y basta mi gracia a todos los hombres que se humillan ante mí; porque si se humillan ante mí, y tienen fe en mí, entonces haré que las cosas débiles sean fuertes para ellos" Eter 12:27

La manera en que vivo mi fe

Disfruto de mi fe, de saber que en medio de tanta relativadad, donde el hombre parece ser "la medida de todas las cosas", tengo un fundamento seguro. Como dijo Pedro " Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna". Yo encontré en la iglesia de Jesucristo esas palabras de vida eterna, esa fuente de aguas vivas. Todo lo bueno, lo bello o lo digno de reputación de mi vida lo he obtenido y valorado gracias a las enseñanzas que recibo en la iglesia, a medida que las voy aplicando progreso y crezco como persona, como hijo de Dios.