mormon.org Global
Elias M. Lopez: Estudiante, Misionero, Familia, Running, Cine, Mormón.

Hola soy Elias M. Lopez

Acerca de mí

Hola! Soy un chavo tranquilo, de 20 años. Estudiaba la carrera de Medicina, pero pause mis estudios por un tiempo por que decidí salir a una mision. Me gusta leer todo tipo de libros. Ademas, me gusta mucho escuchar musica. Me encanta ir al cine. Mi deporte favorito es el running

Por qué soy mormón(a)

Soy miembro de la Iglesia desde muy pequeño. Mis papás ya eran miembro de la Iglesia cuando yo nací, así que siempre he pertenecido a la Iglesia. Aún así, yo mismo he tenido que pasar por mis propias pruebas. Poco a poco, al ir viviendo los principios de la Iglesia, y al vivir los mandamientos es que yo me pude dar cuenta por mi mismo que esta es la Iglesia verdadera. Cuando tenia 13 años comencé a cuestionarme muchas cosas. Yo seguía las normas de la Iglesia, y no entendía por que. Mis amigos parecían divertirse mucho mas que yo, y me di cuenta que lo único que me hacia seguir en la Iglesia era el miedo a que mis papas se enojaran. No estaba conforme con eso. Solo pertenecer a la Iglesia por miedo no era suficiente para mi. Así que decidí leer el Libro de Mormón. Conocía muchas de sus historias por mi vida en la Iglesia, pero nunca me había preocupado por estudiarlo de manera seria. Esos meses en que comencé a leer el Libro de Mormón cambiaron mi vida. Pude sentir que realmente Dios vive, que soy su hijo, y que me ama. Y cuando llego el momento de orar y preguntar si esto era verdad, tuve mi respuesta. Soy Mormón por que se que el Libro de Mormón es verdadero,y que José Smith fue realmente un Profeta llamado por Dios. Y lo se no por que mis papas me lo contaron, o por lo que dicen mis lideres en la Iglesia. Lo se porque el Padre contesto mi oración, y confirmó que esto es verdadero.

Historias personales

¿Por qué los mormones van a una misión?

Me imagino que debe de ser extraño para las personas que de pronto dejemos atrás nuestros estudios y nuestras familias y salgamos a lugares lejos de nuestra casa a predicar a personas que nunca hemos visto. Y más extraño aun que lo hagamos cuando tenemos 18 o 19 años, cuando se presentan muchas oportunidades y muchas formas de divertirnos. Creo que la mejor manera de describir por que los mormones salimos a la misión es describiendo mi propia experiencia. Nadie nos obliga a servir en una misión. Nosotros mismos nos ofrecemos de forma voluntaria para servir. Cuando estaba a punto de enviar mi solicitud, mi papá falleció de manera sorpresiva. Fue una prueba muy dura, pero aun así mande mi solicitud. En el momento en que murió mi papá, yo me sentí vacío y desconsolado. Jamás en la vida me había sentido tan triste y solo. Sin embargo, tan solo unos minutos después de que murió, sentí una paz muy grande cuando recordé que gracias al Evangelio y a los convenios que hemos hecho en el templo, mi familia seguirá unida por siempre. Cambien me sentí tranquilo porque gracias a la Restauración del Evangelio, sabemos que es lo que pasa después de la muerte, y gracias a las palabras de los profetas antiguos y actuales, se que volveré a ver a mi papá. Yo lo se, pero hay muchas personas que no tienen la misma seguridad que nosotros, o que no han podido experimentar el mismo consuelo que yo he podido sentir simplemente porque no saben donde hallarlo. Es por eso que decidí salir a servir en una misión, y por lo que muchos de nosotros salimos a servir. Las bendiciones, la felicidad y la paz que podemos sentir al vivir el Evangelio son tan grandes, que queremos compartirlas con todos. Sabemos que el Evangelio nos ayuda en todos los problemas, grandes y pequeños, con una paz que solo proviene de vivir el Evangelio de Jesucristo. Simplemente queremos que las demás personas puedan experimentar la misma paz que nosotros.

¿Cuál de las enseñanzas del Salvador ha influenciado su vida?

Uno de mis historias favoritas acerca del Salvador se encuentra en el libro de Juan, en el capitulo 6. Despues de dar un discurso acerca de la realidad acerca de que El era el Hijo de Dios, muchas de las personas que le seguian dijeron: "Dura es esta palabra; ¿quién la puede oír?" Triste y decepcionado al ver que muchos de sus antiguos discípulos se daban la vuelta y lo dejaban, y sabiendo que aun sus apostoles estaban confundidos "Dijo entonces Jesús a los doce: ¿También vosotros queréis iros?" Hay veces en que puede parecer que las cosas que el Señor nos pide son "duras" o que son demasiado dificiles para que las podamos cumplir. A veces seguimos al Señor, pero cuando el desea ayudarnos a salir de nuestra zona de confort y a hacer cambios en nuestra vida respondemos al igual que los judios diciendo que sus palabras os sus enseñanzas son muy duras. Siguendo con la historia, la respuesta que da Pedro en representacion de los Doce, es uno de mi versiculos favoritos en la Biblia: "Y le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído y sabemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente." Eso es lo que siempre trato de recordar. No hay nadie mas a quien podamos recurrir en nuestra vida sino el Señor Jesucristo. Solo el tiene el poder de ayudarnos ante cualquier situacion que enfrentamos. Yo no tengo a nadie mas a quien pedir es ayuda sino a El.

La manera en que vivo mi fe

Trato siempre de vivir de una manera que mi Padre Celestial se pueda sentir orgulloso de mi. Aun que estoy consciente de que nunca voy a ser perfecto y de que voy a cometer errores en mi vida, me esfuerzo por vivir los mandamientos. Se que vivir los mandamientos me trae muchas bendiciones, y me esfuerzo por ser merecedor de ellas. Para mi, servir en una mision es una gran oportunidad. He recibido muchas bendiciones y mucha paz durante mi vida gracias a las verdades del evangelio. Simplemente siento que es mi responsabilidad salir y ayudar a las personas a encontrar la misma paz que yo siento.