mormon.org Global
Carlos Brian Lara: Fotografo, Comunicador Social, Desarrollo, Sostenibilidad, Política, Universidad PUCP, Mormón.

Hola soy Carlos Brian Lara

Acerca de mí

Antes de servir como misionero en mi Iglesia no estaba muy seguro de vivir este camino; sin embargo, me esforcé mucho por aprender y servir a mi prójimo y demostrarle a Dios que deseaba conocer su voluntad hacia mí. Llego un momento en que el Señor respondió mis oraciones, y desde ese entonces no he dejado de esforzarme para cumplir las promesas que le he hecho a Él, es mi guía, mi Padre Celestial, y estoy inmensamente agradecido por tener ese sentimiento tan especial en mi corazón.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormón por decisión propia, y aunque no lo creas tomé esa decisión cuando fui muy joven (10 años); sin embargo, Dios me dio la oportunidad de renovar mi fe y obtener un testimonio más fuerte de que este es Su camino antes de servir como misionero, esa experiencia no la puedo comparar con ninguna otra que he tenido, fue la experiencia más especial de todas, sentir que Dios te habla directo al corazón por medio del Libro de Mormón. Ahora sé que nuestro Padre contesta nuestras oraciones si pedimos con fe, creyendo que recibiremos. Soy mormón y soy feliz, a pesar de todas las dificultades que pueda tener creo que Dios nos preparó desde antes de nacer para todo esto y a eso hemos venido a la tierra, a probarle que podemos volver con Él.

La manera en que vivo mi fe

Como miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días me he sentido inspirado constantemente a dar de mi tiempo y servicios a otras personas, sean o no de mi religión. Tengo mucho que mejorar, pero si hay algo en lo que creo firmemente es en que las cosas pueden cambiar para mejor, y en efecto lo harán porque juntos podemos trabajar por mejorar las condiciones de vida de muchas otras personas. El bienestar no se mide en el éxito económico, ni menos en la cantidad de títulos académicos que uno pueda tener en la vida; para mi el desarrollo humano solo puede verse completo cuando incluimos a nuestra vida el componente espiritual y sentimos en nuestro corazón el amor de Dios. Como miembro de mi iglesia me he formado todo este tiempo en esos conceptos, el desarrollo humano, la sostenibilidad del medio ambiente, la inclusión social, la igualdad de oportunidades, entre otros; y hasta hoy puedo decir que mis cargos en la iglesia me han servido para servir mejor a mi país. Este mundo es un buen lugar para vivir pero nos preparamos para uno mejor.