mormon.org Global
Veris: Joven, Puebla, Mexico, Familia, Servicio, Feliz, Evangelio, Mormón.

Hola soy Veris

Acerca de mí

¡Hola! Me llamo Verónica Luna Santamaría, y vivo en Puebla, México. Tengo una familia muy grande, mi papá tiene 11 hermanos, mi mamá 9 y yo tengo 7 hermanos; yo soy la numero 8. Como pueden ver, mi famila es grande y aunque algunas veces puede ser compliacado, creo q esa es una de las cosas q para mí la hace especial. Asistí a una universidad regular, tomé Pathway y tengo un trabajo de lunes a viernes. Me gusta ser amigable con las personas, participar en los coros de la iglesia y demás actividades. Me gusta leer, salir a caminar con mi perrita, pasar tiempo con mi familia, amigos y en la Iglesia. Pienso que mi vida se asemeja mucho a la de otras personas, pero me gustaria mencionar que un punto central que mantiene el equilibrio en mi vida, es el evangelio de Cristo, es para mi una gran bendición y por eso quiero invitarles a centrar nuestras vidas en Cristo.

Por qué soy mormón(a)

Soy miembro de la Iglesia porque se que esta es la Iglesia verdadera, que por medio de ella puedo acercarme a mi Padre y saber lo que el espera de mí. He llegado a saber esto porque al ser una persona con muchos defectos he sentido la paz que el evangelio de Cristo brinda cuando puedo encontrar el camino de regreso por medio de la expicion. Soy mormona porque el evangelio me hace feliz, porque no puedo sentirme mal cuando obedesco los mandamientos. Soy mormona porque he visto un gran cambio en la vida de mis padres y hermanos. Soy mormona porque es por medio de la comprension que el evangelio que puedo encontrar la fuerza para perseverar hasta el fin. Soy mormona porque creo que las familias son eternas y me esfuerzo cada dia por lograr ese objetivo en mi propia vida. Soy mormona porque he gozado de las bendiciones de las buenas amistades y diversion sana. Soy mormona porque puedo ayudar a otros y recibir ayuda de manera honesta. Soy mormona porque creo en los mandamientos aun cuando no comprenda todo, yo confio en el Padre y me gustaria q asi como yo lo se otros pudieran saberlo también. Soy mormona porque se que gracias a la expiacion de Cristo podre comprender muchas cosas más, lo que me llevará a mejorar y ser aun mas feliz a pesar de las pruebas.

Historias personales

¿Qué está haciendo para ayudar a fortalecer a su familia y hacer que tenga éxito?

Personalmente, soy muy conciente de mis errores y mi caracter, conosco a mi familia y puedo notar que somos muy similares, así que por eso me escfuerzo mucho por mejorar mi persona, para de esa forma ser un buen ejemplo y no un buen hablante. Apoyo los esfuerzos de otros miembros de la familia por mantener las cosas en orden y a la familia unida y fortalecida, por eso participo en las noches de hogar, oraciones, salidas y otras actividades en familia, recuerdo los cumpleaños familiares y ayudo en lo que puedo por alistarno por asistir a la Iglesia. Se que aun me faltan cosas por hacer, intento mejorar cada día, pero creo que ser mi familia puede lograr grandes mejoras si mantengo estos pequeños esfuerzos y me esfuerzo constantemente por mejorar aquellos en los que aun somod débiles.

La manera en que vivo mi fe

Soy una persona con muchos defectos pero el evangelio me ayuda progresivamente a mejorar mis putos débiles. Por esa razon me esfuerzo por cumplir con mis llamamientos y asistir a las actividades que corresponden a mi edad, siempre he pensado que hasta en esas pequeñas cosas se refleja nuestra fe. Cuando era mas joven solía desesperarme con mucha frecuencia y era muy tolerante sobre todo con personas menores a mi hasta que comence a servir como consejera de Mujeres Jovenes y maestra de escuela dominical de jovenes de 12 y 13 años; al principio era muy dificil. Comencé a preocuparme porque al prepararme para impartir una clase no me sentia realmente conectada con la vida de aquellas jovenes a las que servia. Oré mucho con todo mi corazó para desarrollar un mayor amor por esas jovenes que confiaban en mí como su líder. Comence a observar con atención la vida de mis jovenes y hablar más con ellas. Al poco tiempo setía una genuina preocupacion por lo pasaba con ellas, mi amor creció tanto al punto de derramar lagrimas por ellas cuando oraba para pedir por su bienestar.