mormon.org Global
Darwins Suarez: Mormon, mormón, cristiano, Mormón.

Hola soy Darwins Suarez

Acerca de mí

Tengo una familia hermosa, estoy casado desde el 2008 con una hermosa y muy fiel mujer que se llama María Fernanda y de nosotros nació mi bella Chiky (nuestra hija también se llama María Fernanda) en el año 2010. Trabajo para el sistema ferroviario de la capital de mi país. Actualmente presto servicio en mi Barrio (UNIDAD LOCAL) como parte del Obispado. Mi deseo personal es que la gente sepa que Dios vive y que no se olvida de sus hijos.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormón porque descubrí que la plenitud de las bendiciones del evangelio se podía conseguir todas en un solo lugar. Siendo joven me preguntaba por qué existían tantas vertientes religiosas, por qué tantas diferencias doctrinales y tantos vacíos que los clérigos no podían responder a una voz. Al conocer la Verdad Restaurada pude entender que no existía en esas vertientes rastro alguno de la fuente original, solo una esencia pero no la fuente fidedigna. Aquí descubrí que las bendiciones del evangelio están al alcance de todos aquellos que quieran hacer la voluntad de Dios y que nuestra relación Familiar puede ser Eterna. Esa es mi mayor esperanza y mi mayor motivación!

La manera en que vivo mi fe

Trato de ser "normal"; como mormón-cristiano no nos debemos encajonar o restringir al relacionarnos con el resto de la sociedad, debemos guardar los mandamientos del Señor y ser Bueno en todo lo que hagamos. Ser un ejemplo a los demás es importante. Algo que debemos hacer cuando vivimos y nos desarrollamos en un ambiente de no creyentes, es dejar bien claros nuestros principios, no obligamos a nadie que los cumpla pero no debemos rebajar nuestras normas para "encajar en el grupo". Ser mormón es ser Santos, y eso requiere de toda nuestra disposición; para ser "ejemplo de los creyentes" no sólo debemos hacer lo correcto sino inspirar a otros para que lo hagan. En ocasiones pensamos "esta es mi vida" no importa lo que haga con ella, pero no nos damos cuenta que realmente si importa lo que hagamos, pues somos de inmenso valor. Creer lo que vivimos y vivir lo que creemos, eso debería ser nuestra mayor Máxima!