mormon.org Global
Luis: servicial, futbol, deportes, enseñar, familia eterna, Mormón.

Hola soy Luis

Acerca de mí

Me gusta practicar deportes, trabajar con la juventud, me gusta mucho enseñar y ahora me gusta compartir este bello evangelio. una familia de 4, dos hijos y bella esposa.

Por qué soy mormón(a)

EL mensaje que mas me gusta es el de las familias eternas, el de la iglesia restaurada de Cristo, que soy un hijo de Dios y que me ama. Que tiene un plan de felicidad para todos los seres humanos. Agradezco por haber sido invitado a conocer del Evangelio restaurado de Jesucristo y por haberme rodeado de buenos jóvenes que en todo momento me invitaban a hacer lo correcto, me motivaron para practicar deportes y alejarme de los vicios que rodean a los jóvenes actualmente. También estoy agradecido por tener dos hijos que siguen este evangelio y que mi hijo mayor se encuentra en este momento sirviendo como misionero y aprendiendo a servir de una mejor manera y estoy agradecido por que él entendió que su Padre Celestial le llamó para servirle como su representante. También encuentro mucho gozo por servir a la juventud de la Iglesia, ya que esa es una oportunidad de poder dejar huella en las futuras familias que ellos formarán. Amo la iglesia y las enseñanzas que recibimos. También por el principio de respetar a todos los seres humanos para que adoren lo que cada quien considere, pero reclamamos el mismo derecho. Que nos permitan adorar a nuestro Dios de acuerdo a los dictados de nuestra propia conciencia.

Historias personales

¿Cómo le ha ayudado el Espíritu Santo?

Me fortalece cuando me encuentro en tiempos difíciles y siento que ando sin rumbo. Agradezco que siempre encuentro el consuelo y a las personas que me recuerdan que no estoy solo. Que soy un hijo de Dios y como tal recibo a ese personaje de la Trinidad que pueda animarme y fortalecerme. Me inspira a tomar decisiones correctas y me ayuda a guiar mi vida por el buen camino. Realmente sé que es un Consolador, ya que es impresionante como te levanta el ánimo. También me ayuda a descubrir verdades que a veces no me es posible ver a simple vista. Me confirma los principios que ya sé y me da el valor de seguir el camino de regreso a Nuestro Padre Celestial. Gracias porque aquí aprendí a reconocer ese Espíritu Santo y ahora sé que es a través de sentimientos de paz y gozo que Dios me hace sentir que esto es verdad. No es fácil este camino, pero sé que al final valdrá la pena. Invito a las personas que estén realmente interesadas en encontrar la verdadera felicidad, a que no tengan miedo de doblar las rodillas y suplicar en sincera oración a Dios que les permita reconocer esos frutos del Espíritu Santo.

La manera en que vivo mi fe

Me esfuerzo por vivir los principios de virtud ,integridad y honestidad. Sirvo en mi llamamiento con los jovenes y trato de entederlos para saber como ayudarles. pienso que el servicio al projimo es lo que Dios espera que hagamos y tengo un testimonio de eso.