mormon.org Global
Valeria Perez: Familia, Feliz, Saber, Amor, Mormón.

Hola soy Valeria Perez

Acerca de mí

Actualmente sirvo en una misión de tiempo completo; trabajaba y estudiaba la Universidad. Me gusta mucho el fútbol, el basquetbol y el voleibol, también hacer ejercicio.Me encanta bailar y las actividades JAS.

Por qué soy mormón(a)

Cuando nací, mis padres ya eran miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días , pero a pesar de ello es muy cierto que cada persona debe orar para saber cual es el camino que debe elegir y estar completamente seguro de la elección. Yo tuve la oportunidad de pasar desafíos en mi vida, que hicieron darme cuenta cual camino debía tomar y este era el seguir dentro del evangelio como lo he hecho desde pequeña. El evangelio de Jesucristo me da toda la seguridad y fuerza para seguir adelante, ahora se que cada paso que doy es firme y sé de las bendiciones que hay y habrá en mi vida.

Historias personales

¿Cuál de las enseñanzas del Salvador ha influenciado su vida?

El servicio a mi prójimo, me a ayudado a sentirme satisfecha, porque he sentido el amor de mi Padre Celestial, por ayudar a sus hijos.

¿Qué bendiciones ha recibido por medio de su fe en Jesucristo?

He recibido fortaleza para seguir esforzándome en este tiempo, y he aprendido que por medio de nuestra fe se obran milagros.

¿De qué manera el Libro de Mormón le ha acercado más a Dios?

El Libro de Mormón es la clave de nuestra religión, porque es la evidencia de que Dios existe y nos ama, es la evidencia de que Jose Smith fue un profeta y que restauro la iglesia de Dios, por lo tanto al leerlo podemos darnos cuenta que todo el libro habla acerca del ministerio de Dios a los hombres aquí en las Américas. Se que cada uno de los mandamientos y promesas provienen de Dios y eso me acerca a El porque puedo saber realmente que es lo que mi Padre Celestial desea de mi y como lograrlo.

La manera en que vivo mi fe

Apenas empiezo una misión y es maravilloso, es tan especial que no se puede describir con palabras. Vivo de una manera en la que siento el espíritu conmigo, pongo toda mi confianza en el Señor y que a pesar de lo que me pase se que el siempre esta ahí, contesta mis oraciones y me ama. Es un sentimiento de tranquilidad y amor; deseo tanto ayudar a las personas a venir a Cristo.