mormon.org Global
Vivian: fútbol, converso, familia, música, feliz, servicio, Mormón.

Hola soy Vivian

Acerca de mí

Me gusta muchísimo jugar futbol, escuchar música, dibujar, pasear, compartir con mis amigos. Me gusta asistir a las reuniones dominicales, actividades sociales y otras de la iglesia. Trabajo, estudio y dedico tiempo a compartir con mi esposo y familia.

Por qué soy mormón(a)

Soy miembro de la Iglesia porque me siento bien al vivir las enseñanzas de Jesucristo que aprendemos y recordamos dentro de la iglesia. Conocí la iglesia muy joven y los misioneros me invitaron a investigar, asistir a la iglesia y leer el libro de mormón. Hice estas cosas y sentí que era un camino que me acercaba más a Dios y también me ayudaba a unirme a mi familia. Al sentir que esas cosas eran buenas me bauticé. Seguí aprendiendo y tuve experiencias que me ayudaron a acercarme más a Dios. Al leer el libro de mormón, aplicar lo que aprendía y al orar para saber si el libro también es palabra de Dios pude sentir en mi corazón que sí lo era, sentía guía para mi vida y también más deseos de hacer lo correcto. Actualmente soy bendecida con un esposo maravilloso, bendiciones de trabajo y estudio y siento constantemente la esperanza de que puedo seguir mejorando y cambiando mis acciones para ser más como el Salvador desea que sea.

Historias personales

¿De qué maneras su conocimiento del Plan de Felicidad ha bendecido o cambiado su vida?

Me ha ayudado para entender el propósito de mi vida y mis acciones. También el conocerlo me ayuda a entender mejor la bendición que es tener una familia y esforzarme por hacer lo que Dios espera de mí para que pueda estar con mi familia aún después de morir.

La manera en que vivo mi fe

Actualmente sirvo como Presidenta de Mujeres Jóvenes de Barrio, eso es un servicio que presto para las jovencitas de la iglesia que asisten a la iglesia en el lugar que vivo. Este servicio me ha ayudado a mí misma a esforzarme por vivir el evangelio en mi vida y familia, para ser un buen ejemplo y aconsejar y guiar a las jóvenes con amor. Les doy clases, hacemos actividades deportivas, actividades sociales, espirituales, entre otras en las que ellas se relacionan con otras jóvenes y jovencitos y viven los principios que aprenden.