mormon.org Global
Stephanie Múnera: Oración, Misión, Cambio de corazón, Hija de Dios, Mormón.

Hola soy Stephanie Múnera

Acerca de mí

A la edad de 17 años sin un sentido de vida, decidí orar y preguntarle a mi Padre Celestial si realmente él existía y quien era yo para él. Mi corazón escucho su voz y yo supe en ese instante lo que debía hacer. Hoy me siento feliz por lo que él ha hecho de mi vida, cuando recuerdo lo triste y oscuro que era mi camino, doy gracia a él por darle luz a mi vida y llenarme de esperanza. En gratitud y amor serví una misión en Uruguay lo cual fue maravilloso. Hoy día me esfuerzo por ser fiel y vivir con gozo, esperando avanzar mas y alcanzar mi meta mas anhelada de tener una familia por la eternidad.

Por qué soy mormón(a)

Un día llegaron los misioneros a mi casa, mi madre los atendió con gusto, pero ellos para mi eran totalmente indiferentes. Poco a poco mi actitud hacía ellos mejoro, sin embargo no cumplía con ningún compromiso de leer y orar al respecto para saber si la Iglesia y lo que me enseñaban era verdadero. Un día cansada de mi vida vacía y triste sin saber que decir, decidí orar y preguntar. Pregunte a mi Padre Celestial si realmente él existía y quien era yo para él. Inmediatamente obtuve una respuesta en mi corazón y ya sabia cuales eran los siguientes pasos que debía dar... Haber conocido el Evangelio de Jesucristo ha sido una gran bendición en mi vida, es mi mayor tesoro y vivir los principios del Evangelio es un estilo de vida que me llena de felicidad y gozo.

Historias personales

¿Qué bendiciones ha recibido por medio de su fe en Jesucristo?

La fe en Jesucristo no sólo nos trae bendiciones en esta vida, sino que es esencial para nuestra salvación y exaltación eternas. Creer en él ha traído a mi vida paz, porque puedo arrepentirme y hacer un gran cambio de corazón, un cambio en el modo de pensar de la manera del mundo a la manera de Dios. Creer en él me da la fortaleza para afrontar las pruebas de la vida y las seguridad de que no estoy sola cuando el camino mas oscuro esta, me ha concedido la salud, la fuerza y sabiduría para lograr metas importantes. He sentido su bondad y amor a lo largo de mi vida, me ha permitido caminar, valorar a mi familia, conocer su Evangelio, poder estudiar, servir una misión y seguir viendo cada día de mi vida como su amor por cada persona es incondicional, como él siempre nos espera con sus brazos abiertos para darnos todas sus bendiciones.

La manera en que vivo mi fe

En donde quiera que estoy me aseguro de que sepan de que creo firmemente en Jesucristo y de que su Iglesia ha sido restaurada, esto no solo permite que otras personas lo sepan, sino que me llena de gozo. Para fortalecer mi Fe, me esfuerzo por ser una mejor persona sirviendo tanto como pueda a los demás, aunque sea por cosas tan sencillas como brindar un asiento y tratar con respeto a las personas. Servir como maestra en la iglesia, asistir a institutos, estudiar las escrituras, orar, servir a mi familia, entre otras cosas es lo que hago para vivir los principios del Evangelio que tanta paz a traído a mi alma.