mormon.org Global
Courtney: Courtney Cox, Missionera, Argentina, Aventura, Mendoza, Mormón.

Hola soy Courtney

Acerca de mí

Estudiaba para ser una enfermera, pero dejé todos mis estudios, mi trabajo, y mi familia por servir como misionera de tiempo completo en Argentina. Mi familia es lo más importante en mi vida. Me encantan los deportes y estar activa. Voleibal y el correr son mis deportes preferidos. Me encanta camping, paseo en barco, el escalar, y básicamente todo lo que implica estar en la naturaleza. AVENTURA es la palabra que ocuparía para describirme, mi vida, y lo que espero del futuro!

Por qué soy mormón(a)

Tuve la bendición de haber nacido como miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. A lo largo de mi vida he tenido muchas oportunidades para fortalecer mi conocimiento y testimonio de este increíble evangelio, y no puedo imaginar mi vida sin el. Sé que tengo un Padre Celestial que me ama y es tan consciente de toda mi felicidad, mis pruebas, mis tropiezos y el éxito en mi vida. Sé que Jesucristo es mi Salvador y que a través de su expiación, Él proveyó una manera para mí de volver algún día y vivir de nuevo con Él. Siempre estaré agradecido por su sacrificio por cada uno de nosotros. Sé que un joven llamado José Smith tenía una pregunta y él se arrodilló en oración para buscar la verdad. Sé que él estaba preparado y llamado por Dios para llevar el Evangelio restaurado a la tierra en estos últimos días. Sé que el presidente Monson es el profeta hoy en día, y que recibe revelación para guiar no sólo a los miembros de la iglesia, sino del mundo. Soy una persona muy familiar, y una de las cosas que más me gusta sobre el evangelio es el énfasis puesto en la importancia de las familias. Son la unidad más importante, y son eternas. Sé sin ninguna duda de que a pesar de las incertidumbres en esta vida, tengo la certeza y la promesa de que puedo estar con la mía para siempre! Estoy muy agradecida por el impacto que este evangelio ha tenido en mi vida, y que tengo este tiempo para compartirlo con la gente de Argentina!

Historias personales

¿Podría explicar la función que desempeña la oración en su vida?

Cuando era chica, aprendí la importancia y el poder de la oración. A lo largo de mi vida, he tenido muchas experiencias, en las cuales he recibido respuestas muy especificas a mis oraciones. Realmente sé que no puedo vivir sin la ayuda constante de mi Padre Celestial. Soy una persona muy débil, pero por medio de la oración, Él me fortalece a mí, y me da consuelo y paz en mis tiempos de pruebas y en medio del caos del mundo. La oración es una de mis cosas favoritas para enseñar como misionera. Al escuchar a las oraciones de personas que nunca han orado, o no han entendido el significado real de la oración y es algo muy poderoso. Al enseñarles acerca de la relación que pueden tener con DIOS, mi propio testimonio se fortalece muchísimo. Sé que tenemos un amoroso Padre Celestial que nos escucha. Somos Sus hijos. Quiere que hablemos con Él. Qué bendición saber que como seres humanos, tan imperfectos y sencillos que somos, podemos hablar con Dios. El ser todopoderoso y omnisciente. Ya sabe todo que necesitamos, pero nos pide a acercarnos a Él. Aunque somos imperfectos, nos ama con un amor perfecto y sin fin, y nunca nos deja solos. La invitación siempre está para todos. ¨Pedid, y recibiréis; llamad, y se os abrirá.¨

La manera en que vivo mi fe

Vivo mi fe mediante la búsqueda de oportunidades de servir a los demás. Soy un firme creyente de que el servicio se abre las puertas, y es una herramienta tan poderosa en el establecimiento de amor y amistad. He sido miembro de varios comités de servicio, tanto en mi barrio y en la escuela, y recientemente pasé un verano haciendo trabajo humanitario en las Filipinas. Una experiencia que cambió mi vida y me inspiró de servir una misión. Mis experiencias me ayudaron a comprender cómo el servicio puede unificar a la gente, a pesar de las diferencias en la cultura y la fe. He aprendido que el amor y la sinceridad superan todas las barreras, y que hay un poder increíble en algo tan simple como una sonrisa.