mormon.org Global
Christian Díaz: Libro de Mormón, Misionero, Familia, Templo, Felicidad, Evangelio, Mormón.

Hola soy Christian Díaz

Acerca de mí

Mi nombre es Christian y tengo 20 años. Actualmente estoy sirviendo como misionero de la Iglesia en São Paulo-Brasil, eso me ayudó mucho al aprender la lengua materna de Brasil, Portugués. Soy muy feliz al poder servir al prójimo y ayudar a las famílias al llevarles el mensaje de la Restauración del Evangelio de Jesucristo. Por este tiempo paré mis estudios de Derecho, pero voy a retomarlos cuando vuelva a casa en el mes de Marzo de 2015. Me gusta mucho leer, escribir, jugar voleyball, participar en la iglesia e ir al templo.

Por qué soy mormón(a)

Nací dentro de la iglesia, mis padres la conocieron aproximadamente a los 12 años y siempre estuvieron firmes en la fe. Me criaron con amor y me enseñaron sobre el Evangelio de Jesucristo. De niño asistia a la "Primaria" en la iglesia, una clase donde estan todos los niños hasta los 12 años. Alli las maestras me enseñaron mucho a respecto de Jesucristo y de los Profetas que desde el comienzo del mundo hasta el dia de hoy fueron y son llamados por Dios. A los 8 años mis padres me preguntaron si deseaba bautisarme, que era mi elección y que yo no sería obligado a hacerlo si no quería. Asi que pocos dias antes de mi bautismo hice una oración como nunca antes la había hecho, sinceramente desde mi corazón, preguntando si lo que estaba haciendo era correcto, si debia seguir este camino, y también que perdonara mis errores. En ese momento tuve un sentimiento muy fuerte de paz y senti que Dios me decia como en un susurro: "Todo esta bien". Al salir de mi cuarto nuevamente tuve ese sentimiento de felicidad y paz. Con ese testimonio ya estaba seguro de mi bautismo. Ese testimonio fue creciendo enormemente con el correr de los años y es lo que me mantiene firme en la iglesia. No importa cuantas pruebas tenga que pasar, cuantas ofensas tenga que sufrir, voy a seguir firme en la Iglesia por el resto de mis dias y por la Vida Eterna porque se que aunque cometa errores siempre mi Padre Celestial estará con sus brazos abiertos extendiendo misericordia a todo el que se arrepienta. Y se que todas estas cosas son verdaderas porque "Todo Está Bien"...

Historias personales

¿Por qué los mormones van a una misión?

Desde que tengo uso de la razón tuve el deseo de hacer algo mas por el mundo. Nací dentro de una família mórmon y al preguntar a Dios en oración si este era el camino cierto a seguir obtuve mi confirmación por medio del Espíritu Santo. A partir de ese momento fue aumentando mi deseo de ayudar a los que me rodearan a saber quien soy y en lo que creo, compartiendo con ellos el grande amor que El Señor tiene por cada uno de nosotros. Cuando estamos al servicio de nuestros semejantes, solo estamos al servicio de Dios, por eso decidí ir a una misión, para sentir la inmensa felicidad que se obtiene por ayudar a otros a ser felices. Aunque se que muchos no van a querer escuchar los amo y los respeto, y se que siempre va a haber muchos otros que precisan saber como ser una família unida y feliz, una Família Eterna. Sé que esta es la Voluntad del Señor y quiero ser una bendición para todos aquellos que me reciban.

La manera en que vivo mi fe

Al cumplir los 19 años de edad decidí servir al Señor haciendo una misión de tiempo íntegro y actualmente estoy sirviendo como misionero en la Misión São Paulo-Norte, Brasil. Mi propósito como misionero es invitar a las personas a venir a Cristo al ayudarlas a que reciban el Evangelio restaurado mediante la fe en Jesucristo y en Su expiación, el arrepentimiento, el bautismo y la recepción del don del Espíritu Santo, y a perseverar hasta el fin. Me gusta conocer nuevas personas y siempre estoy dispuesto a ayudar Se que Dios tiene un Plan para cada uno de nosotros y para nuestras Famílias. Él desea que tengamos felicidad en esta vida y que puedamos ganar expriencias al prepararnos para volver con Él un dia, obedeciendo sus mandamientos con diligencia, sin importar los obstáculos que puedamos enfrentar. Se que Él es nuestro Padre Celestial, que nos ama, y que en cualquier momento podemos orar a Él para pedir su guia y para que conozcamos la verdad de todas las cosas.