mormon.org Global
Lisbeth: Ama de Casa, Servicio, manualidades, jovenes, familia, hijos, Mormón.

Hola soy Lisbeth

Acerca de mí

Soy madre de dos jovencitos, uno de 11 años y una chica de 16 años, estoy casada y soy ama de casa, me encantan las manualidades, y soy vendedora a tiempo parcial, me encanta la música, los himnos de la iglesia me inspiran cada día, trato de basar mi vida familiar y todo lo que hago en general en el Evangelio de Jesucristo, se que soy una hija de Dios, con un valor infinito y por ello me esfuerzo constantemente en guardar los mandamientos, vivir en rectitud y educar a mis hijos con preceptos correctos. Estoy agradecida a mi Padre Celestial haber nacido en este tiempo, por tener la familia y amigos que tengo, amo este evangelio es mi vida, amo a Dios y a Jesucristo, mi Redentor, mi Salvador

Por qué soy mormón(a)

Conocí la iglesia a través de una gran amiga, siempre estuve en esa búsqueda, algo que llenara mi vida, que respondiera a tantas preguntas, un día decidí bautizarme junto con dos de mis hermanos, fue muy especial lo que sentí, una paz, una tranquilidad de que estaba en el camino correcto. Ya tengo 25 años como miembro y a lo largo de este tiempo he recibido las más grandes bendiciones por ser fiel a los mandamientos, a los convenios que he establecido con mi Padre Celestial, he tenido pruebas como todos, pero he perseverado y he salido airosa de cada una de ellas porque siempre he puesto mi confianza en el Padre, sé que Él me ama. Se que esta es la Iglesia verdadera de Jesucristo.

Historias personales

¿Podría explicar la función que desempeña la oración en su vida?

La oración es una comunicación constante con Dios, nunca falta en mi vida, en todos mis hechos me dirijo a mi Padre Celestial. Sé que las contesta, a su tiempo, pero lo hace, y eso es lo que enseño a mis hijos a buscar las respuestas a todas sus inquietudes por medio de la oración. Desde las cosas más simples hasta las más complejas busco ayuda y guía en la oración, para mi es esencial

La manera en que vivo mi fe

En mi comunidad trato de ser ejemplo, doy servicio cada vez que puedo y mantengo un respeto por aquellas personas que no comparten mi fe, sé que con cada uno de mis actos estoy dando testimonio de que estoy en la Iglesia verdadera, que vivo el evangelio verdadero de Jesucristo. Enseño a los jóvenes el Evangelio en el sector donde vivo, es una experiencia única, porque juntos aprendemos del valor de las escrituras y de cómo aplicándolas en nuestras vidas, pueden llevarnos a un gran cambio.