mormon.org Global
Junior Espencer: Perú mormón SUD, misión uruguay, Arequipa Perú, estudiante, México visitante, LDS SUD MISIONERO, Mormón.

Hola soy Junior Espencer

Acerca de mí

Soy un jóven mormón. Nací dentro de la Iglesia, es decir, mis padres fueron mormones cuando yo nací y eso bendice mi vida. Soy estudiante universitario y me gusta conocer nuevas culturas y compartir con ellos el evangelio, sé que para Dios no hay fronteras ni divisiones políticas, ya que todos somos hijos de Él. He conocido gente muy buena y amigable en México. Allí pude conocer a jóvenes de distintos países como de España, Brasil, Uruguay, Colombia y Mosambique... y apesar que ellos no eran miebros de la Iglesia y que erán de culturas distintas comprendí que ante los ojos de Dios todos somos iguales y, que Él creó este mundo con una gran diversidad de pueblos, pero todos guardamos una misma escencia: SER HIJOS DE UN DIOS.

Por qué soy mormón(a)

Yo soy un mormón porque quiero la felicidad eterna y no sólo por esta vida. Como jóven he experimentado y aún experimento tentaciones del mundo y si no estoy fiel en esta Iglesia, sé sin ninguna duda que caería en estas tentaciones, pero también sé que dentro de la Iglesia aprendo principios que me fortalecen y sobre todo me da la oportunidad de apoyar a los demás. Veo que mi familia es feliz y unida dentro de la Iglesia. Y que juntos nos fortalecemos para continuar firmes dentro de este evangelio. Ser mormón no significa provarse de cosas, significa escoger lo correcto y lo mejor de las cosas que hay en el mundo.

Historias personales

¿Cómo le ha ayudado el Espíritu Santo?

Él me ha ayudado en escoger lo que es bueno y correcto para mí, ya que de ello depende mi felicidad en esta vida, él me testica de las verdades del Evangelio.

La manera en que vivo mi fe

Yo sirvo en la Iglesia como maestros de las personas que son nuevas en el evangelio; para estas personas reservamos una clase especial en la cual les enseño los temás básicos y esenciales que un mormón debe empezar a concocer, y es un placer ver como ellas progresan y van cambiando su estilo de vida y sobre todo es más increible ver como su propia vida es bendecida por los cambios que ellos dan dentro de la Iglesia. Asi mismo, prestamos servicio a nuestros miembros de la Iglesia que atraviesan problemas y desafíos temporales. En mi ciudad, Arequipa, realizamos actividades en alberges y hospitales. Esta es una manera en como ayudamos a nuestro prójimo.