mormon.org Global
Zane Veater: Mendoza, Misionero, California, San Juan, Argentina, BYU, Mormón.

Hola soy Zane Veater

Acerca de mí

Soy Zane Veater. Ahora yo soy un misionero y estoy sirviendo en la misión Mendoza Argentina. A mi me encanta jugar todos los deportes, pero mi preferido es el fútbol. Vengo de una familia de 4 hijos y nuestros padres. Yo soy el único varón. Tengo dos hermanas mayores y una hermana menor. Los mayores son casados y tengo una sobrina por la hermana mayor. Para mi la familia es todo. Yo se que Dios tiene un plan para nuestras vidas, y una gran parte de Su plan es la familia. Antes de la misión, me encantaba escuchar a la música y bailar y pasar el tiempo con los amigos, pero por estos dos años que tengo de servir al Señor, he dejado todo eso.

Por qué soy mormón(a)

He leído el Libro de Mormón y he orado con respeto a este otro testamento de Jesucristo. Me siento el Espíritu del Señor cada vez que lo leo a este libro. Yo oré para preguntar a Dios si es verdadero o no, y yo e que yo recibí una respuesta. Me sentí feliz. Me sentí bien. Me sentí que este libro era verdadero. Continué leyendo y orando y mi testimonio y certeza ha crecido con tiempo. Yo estoy seguro de que Dios es mi Padre Celestial y que Él ha restaurado Su iglesia en la tierra hoy en día. Él nos ha dado profetas y mediante su guía podemos hallar las respuestas a las preguntas de nuestras almas.

La manera en que vivo mi fe

Ahora estoy sirviendo a Dios por tiempo completo como un representante de Su hijo Jesucristo. En esto he encontrado felicidad. En mi vida he visto que la única manera de ayudar y adorar a Dios es vivir Sus mandamientos. Él nos ha dado mandamientos y yo se que si obedecemos a Sus mandamientos vamos a ser bendecidos. La única cosa que Dios no ya tiene es nuestro albedrío. Él nos dio la habilidad de escoger por nosotros mismos, pero sabiendo que íbamos a fallar, Él proporcionó un plan. En este plan Él diría mandamientos a nosotros, y mediante la obediencia a estos mandamientos, podríamos ser bendecidos y feliz. Entonces, si somos obedientes a los mandamientos de Dios, podemos hallar paz, gozo y tranquilidad en esta vida y la vida eterna después. ¿Como vivo yo mi fe? Trato siempre ser obediente a los mandamientos y al impresiones del Espíritu Santo que he recibido mediante la autoridad de Dios que tenemos hoy en día que se llama el sacerdocio.