mormon.org Global
Mayda: 19 años, joven, leer, piano, converso, orar, Mormón.

Hola soy Mayda

Acerca de mí

Mi nombre es Mayda Soy una joven como cualquier otra, probablemente lo que nos diferencia sea nuestra religión, o nuestras creencias, pero soy normal. me gusta llevar una vida ocupada, pues no me agrada la osadía o la soledad, creo que a nadie le agrada eso, siempre debo estar haciendo algo, por que si no siento estar perdiendo el tiempo. Me gusta aprender muchas cosas, hace unos meses volvi de mi Mision :)

Por qué soy mormón(a)

¿Por que lo soy? Porque cambio mi vida, me dio esperanza. Conocí el evangelio a los 12 años de edad junto con mi mama y hermana, una vieja amiga de mi mama miembro de la iglesia nos invito a sus servicios y fuimos, para nosotros eran momentos difíciles, mis papas acababan de divorciarse y mi papa se fue a Estados Unidos, nos cambiamos no solo de casa si no de Estado, tal vez no comprendan la magnitud de esto, pero era una joven de solo 12 años y no comprendía lo que pasaba a mi alrededor. Aceptamos que los misioneros nos dieran las charlas, aprendimos mucho, hice todo lo que ellos me dijeron y EFECTIVAMENTE recibí mi respuesta, YO una niña de 12 años, había recibido una respuesta de afirmación. Pasaron unos meses y nos cambiamos de casa, y ya no nos era posible ir a la iglesia y la dejamos por 1 año, durante ese año pasaron muchas cosas, me fui a casa de mis abuelos y me quede a vivir con ellos, eramos mis abuelos y yo, estando ahí, la hermana me volvió a invitar a la iglesia y desde entonces, sigo aquí, no fue para nada fácil, tuve muchos desafíos con mi familia pero el gozo que me traía ir a la iglesia, aprender, leer las escrituras, me hacían fuerte y eso ya no importaba. Nunca olvidare una de mis primeras lecciones, sobre "La familia" , mi comprensión aumento y no se como explicarlo, pero lo que aprendí en esa clase, se me quedo grabado y es por lo que hoy sigo aquí, por que tengo fe y esperanza. Se que Dios vive, se que es un Dios de amor y misericordia, no tengo duda de que nos conoce a cada uno de nosotros y pone a aquellas personas delante de nuestro camino por algo, nada es por casualidad, de todo debemos aprender, todo tiene un propósito, lo se y lo testifico.. También se que se vienen momentos difíciles, pero junto con ello se que no estamos solos y el padre nos acompaña a donde quiera que vayamos, así que no debemos temer, si confiamos en el :)

Historias personales

¿De qué manera han contestado sus oraciones?

Me encanto esta pregunta al leerla, ¿Por que? Bueno, es una pregunta que yo también me he hecho. A lo largo del tiempo de mi vida y mas aun, cuando serví una misión, entendí las diferentes maneras en que el Señor nos hace sentir, saber, conocer su voluntad, y recibir esas respuestas a nuestras oraciones. Y saben, pude notar y saber algo por mi misma. En lo personal, siempre es por medio de un pensamiento que me hace estremecer con un escalofrió y aun en muchas ocasiones, es por medio de la tranquilidad en mi corazón y mi mente. Yo puedo compartir esto contigo,pero, ¿Que hay de ti?... ¿Como esperas que el Señor te responda? muy facil, si es bueno y te invita a hacer lo bueno, viene de el :) Lo entiendo asi, y me encanta saber que es así, porque entonces no habrá confusión.!

La manera en que vivo mi fe

Tengo un cargo en la Iglesia trabajo con las jovencitas de 12-18 años, yo y otras 3 jóvenes de mi edad planeamos actividades para las jóvenes (espirituales, sociales, deportivas, de liderazgo y otras mas), las ayudamos a comprender las situaciones por las que viven día a día, les damos apoyo y consuelo, mas que sus líderes somos sus amigas. Hace dos años participaba de estas actividades y ahora yo las organizo, es muy bonito poder aprender de otras personas cosas seculares y espirituales y después poder enseñar aquello que aprendiste. Probablemente para muchas personas sea ilógico que a nuestra corta edad enseñemos a jóvenes menores que nosotros o probablemente mayores, pero tenemos vidas diferentes, situaciones diferentes, pero de cada una de ellas podemos aprender, fortalecernos y prepararnos para estar alerta en caso de vivir estas experiencias, nadie dijo que estuviéramos exentos de ellas. En lo personal el vivir el evangelio me ha traído una felicidad muy grande, me ha enseñado a vivir en un mundo difícil, pero VIVIRLO por que por ello estamos aquí