mormon.org Global
Pedro Araya: Converso, Música, Misionero, Jóven, Mormón.

Hola soy Pedro Araya

Acerca de mí

Tengo 21 años y estudio Inglés en la Universidad de mi ciudad. Me encanta viajar y conocer las diversas culturas que puedan haber, sobretodo la música que es lo que mas me apasiona. Con la música y las risas es como mas me gusta llegar al corazón de las personas, y es así como puedo ayudar mejor a los demás. Me encanta ayudar a otros. Me crié en Chile, en una familia de tradiciones católicas muy marcadas, mi educación fue guiada por esa misma fe, donde me inculcaron muy fuerte la vocación sacerdotal católica, pero cuando entré a la universidad (decisión que tomé por mi mismo) me di la oportunidad de abrir mis horizontes y ampliar mucho mas mi conocimiento respecto al tema espiritual, así que cuando tuve la primera oportunidad, escuché a los misioneros gracias a que por curiosidad mi madre los dejó entrar a la casa. Cuando acepté a los misioneros recibí mucha oposición de parte de mi familia, pero no podía negar lo que sentí al leer el Libro de Mormón y al tomar las lecciones con los misioneros. Así que me bauticé, comencé a ayudar a los demás con mucha mas fuerza y a un año después de mi bautismo, me encuentro sirviendo en una misión de tiempo completo en mi propio y amado país.

Por qué soy mormón(a)

Tengo un testimonio muy grande que se desarrolló desde que conocí a los misioneros. Como joven pasé por un periodo de rebeldía y además me cuestioné muchas cosas luego de la muerte de un amado ser querido. Al leer el Libro de Mormón me di cuenta de que era cierto. Yo siempre me pregunté que, si Dios nos amaba a todos nosotros ¿por qué todos los sucesos ocurrían en Israel y solo para ese pueblo escogido?, ¿qué pasaba entonces con mi tierra, si yo era de américa?. Entonces al leer el Libro de Mormón me di cuenta de que Él nos ama y fue tanto su amor que envió a su Hijo para el perdón de nuestros pecados. Mi vida cambió por completo y todo tomó tanto sentido, sobretodo el hecho de que me podría encontrar con mi amada abuela otra vez, porque las familias son eternas. Cuando terminé de leer el Libro de Mormón tuve un testimonio de José Smith y de cómo por medio de él se restauró la iglesia que Cristo mismo había fundado al estar en la tierra, también de que nuestro profeta actual es un verdadero profeta llamado por Dios y todas esas cosas me fueron testificadas al momento de preguntarle al Padre en el nombre de Jesucristo si todo esto era verdadero. El Espíritu Santo me hizo ver que si era cierto. Decidí ser como esos misioneros que me ayudaron tanto, y tome la decisión de servir en una misión de tiempo completo. Allí he podido ver mas milagros en mi vida y en la de los demás y me dan mas ganas de invitar a las personas a venir a Cristo. Esto es real, lo sé, lo vivo y me encanta.

Historias personales

¿De qué manera el Libro de Mormón le ha acercado más a Dios?

El profeta José Smith enseñó que el Libro de Mormón es la clave de nuestra religión. Este libro es un volumen de escrituras sagradas que habla de la comunicación de Dios con sus hijos que habitaban el continente americano, donde lo mas importante es el relato de la visita de Jesucristo resucitado a este pueblo. En lo personal el Libro de Mormón me ha ayudado mucho, ya que hubo una vez en que estaba muy débil respecto a mi fe y sentía que había decepcionado a Dios, pero al encontrarme sentado en la playa meditando al respecto, abrí el libro y dejé que el viento seleccionara la página que Dios quería que yo leyera, entonces mis ojos se acercaron a la escritura que se encuentra en Eter 3:2 y pude sentir que Dios mismo me estaba hablando. Luego de orar y meditar estas cosas en mi corazón, me pude recuperar y seguí adelante compartiendo con todos este maravilloso libro, el cual me ha ayudado a acercarme mucho mas a Dios, debido a que es tan claro que es mas fácil seguir sus preceptos.

La manera en que vivo mi fe

Muchas personas creen que somos una secta porque dicen que tenemos muchas reglas, pero al vivir esas reglas (que al final son como la buena guía que te da tu mejor amigo para que tengas una buena vida) he podido ver muchas bendiciones. Soy un joven normal, feliz y animado que ama al Señor por sobre todas las cosas, enseño a los jóvenes acerca de la virtud y comparto con mis amigos grandes experiencias tanto temporales como espirituales. El propósito de un misionero es "Invitar a las personas a venir a Cristo..." y eso lo he podido ver durante la misión, pues siempre estoy junto a mi compañero hablando de Nuestro Salvador a todas las personas sin excepción e invitándoles a que puedan tener esas bendiciones en sus vidas y sus familias. Amo este evangelio porque no es solo para mi, si no que es para todos, me gusta como la virtud ha cambiado mi vida y cómo el ejemplo de Jesucristo influye en mi día a día, dedicando así todos mis actos a mi Padre Celestial.