mormon.org Global
Justine Marín: Tuttin, Leslie, Peña, Justine, Marin, Mormón.

Hola soy Justine Marín

Acerca de mí

Soy JAS. Y el 85% de mi tiempo, gira en torno a las cosas de la iglesia. Me encanta participar en todo tipo de actividades que hace/tiene la iglesia. Esos son mis pasatiempos. Me encanta el instituto. Amo escuchar musica, no dejo de hacerlo mientras puedo!! Y... me voy para la mision.. :'D

Por qué soy mormón(a)

Siempre fui Cristiana-evangélica. Asi que siempre tuve conocimiento de que Dios y Jesucristo existían. Conocí a los misioneros por medio de mi abuelo, quien estaba investigando la iglesia, y me llevo un domingo a la capilla. A partir de ese día, nunca mas deje de ir. Debido al buen recibimiento de las mujeres jóvenes conmigo, me sentía muy bien yendo. Luego de unos meses del bautismo de mis abuelos, mi tia y mi prima... Me bautice el 10 de Julio de 2010. Junto con mi mami, mi otra tía y mi hermano. Sin duda puedo decir que hasta ahora había sido la mejor decisión de mi vida. No me bautice con un graan testimonio, pero si estaba segura que la iglesia era verdadera. Fue después que fortalecí mi testimonio. y ahora tengo la plena certeza de que la Iglesia y el Libro de Mormón son verdaderos. Amo el evangelio con tooda mi alma...

Historias personales

Comparta sus sentimientos o testimonio sobre la restauración del Evangelio.

Amo con toda mi alma, el evangelio restaurado. Y no concibo mi vida sin el. Se que es la ÚNICA Iglesia verdadera.

La manera en que vivo mi fe

Agradezco al Padre Celestial, por no ser un miembro de domingo. Me bautice hace 2 años y medio (Julio 2010) Recuerdo que hace un tiempo me dieron el llamamiento de Maestra de Principios del Evangelio (Maestra de Investigadores) Y no me agradó mucho cuando me lo dieron. Cuando preparé la primera clase, fue difícil para mi, porque solo contaba con 2 años de miembro, y tenia temor de enseñar a personas que tenían mil dudas, y no me sentía apta para responder sus preguntas... Fue solo cuando empece a dar clases, que entendí que No somos indispensables en la obra del Señor, pero el quiere que cada día progresemos mas y mas!!! Y a pesar de que todas las preguntas que hacían se las daba a los misioneros hehe, Sentía el Espíritu cuando preparaba la clase, cuando la enseñaba y aun mas cuando compartía sinceramente mi testimonio. Días después, debido a que se acercaba mi tiempo de salir a la misión, tuve que dejar de dar clases ahí, para entrar a otra. Y me dolió muucho dejar de enseñar a los investigadores. No era excelente maestra, pero debido a mi fe, me esforcé por hacer las cosas bien, y aplicar lo que enseñaba. Aprendí y Entendí, que los llamamientos no los hace el hombre, sino el Señor mismo! y aun cuando no lo entendamos, lo hace para nuestro beneficio. :')