mormon.org Global
Alberto Flores Cappelletti: Padre soltero, converso, Alberto Flores C., Mormón.

Hola soy Alberto Flores Cappelletti

Acerca de mí

Soy papa, de dos niños de 8 y 12 años (Leandro y Albert) - tengo otros hijos mayores que amo y quiero con todo mi corazón, pero ellos son mis dos últimos hijos, aunque el de 12 años no es mi hijo biológico, pero igual, lo amo y quiero como un padre, no hay diferencia en mi corazón. Soy converso.

Por qué soy mormón(a)

Nunca me enseñaron el evangelio, por lo tanto viví y crecí en el mundo, cometiendo muchos errores. Me case y divorcie. No entendía la vida, me parecía vacía y no le encontraba sentido; traicionaba y me traicionaban; engañaba y me engañaban, y eso era todo. Conocí la Iglesia y recién me di cuenta que no pertenecía al mundo, mi vida cambio para bien; ahora me doy cuenta que era lo que yo pensaba. Tenemos un propósito y es la de ser lo mejor que podamos y complacer a un Padre Celestial y hacer su voluntad y someterse a ella, con amor. Yo soy Mormón y esta es la verdad que quiero para mis hijos, este es el camino que les enseño ahora, la de nuestro Señor Jesucristo. Ahora le encuentro sentido a esa escritura que siempre escuché sin comprender : "yo soy el camino, la verdad y la vida". Literalmente soy otra persona; he conocido el mundo y sus mentiras, ahora conozco esta verdad y me siento bien, en paz conmigo mismo y con Dios; no obstante, se que tengo que perseverar, es un esfuerzo constante, y lo haré en el nombre de mi salvador, mi Señor Jesucristo. Amen.

Historias personales

¿Por qué motivos comparte el Evangelio con sus amigos y cómo lo hace?

Por que se que están confundidos, perdidos en un mundo que siempre enseña que el hombre puede decidir lo que quiera, sin tener en cuenta que esta vida tiene un propósito y que hay un Dios verdadero, al que le rendiremos cuentas; no podemos ir por el mundo haciendo lo que nos da la gana, hay un solo camino, una sola verdad, nuestro Señor Jesucristo nuestro salvador y por medio de El, obtener nuestra vida eterna junto a nuestro Padre Celestial. ES EL PROPÓSITO DE NUESTRA VIDA EN ESTA TIERRA. Hasta que lo entendamos recién tiene sentido nuestra existencia en este mundo. No es fácil, ya que el mundo te ofrece todos los pecados, pero tampoco es imposible; no obstante, solo lo podrás lograr, si aceptas a Jesús como tu salvador. No hay otra forma.

La manera en que vivo mi fe

Tengo cerca de 03 años de bautizado y 52 años de edad, y no recuerdo ninguna decisión que haya tomado en mi vida, que fuera tan trascendental y que haya significado un cambio tan radical para bien . En la actualidad soy 2do. Consejero del Quorum de Elderes y participo mucho en la Iglesia, trato de participar en todas la actividades que me es posible.