mormon.org Global
TREIZY: fe en Dios, constante, firme, amorosa, servicial, Mormón.

Hola soy TREIZY

Acerca de mí

Me gusta ayudar a otras personas por medio del Evangelio a saber que son hijos de un Dios amoroso y que pueden regresar un día con él junto con su familia por la eternidad. Me gusta participar de actividades que me acerquen más a Dios e inviten a otros a hacerlo como aquellas que muchos no sabemos van acordes a lo que se enseña en las escrituras: espirituales (que tienen que ver con nutrir tanto nuestro espíritu como lo hacemos con nuestro cuerpo), deportes (que tienen que ver con la ley de salud), actividades culturales (que tienen que ver con obtener conocimiento tanto espiritual como secular), recreativas (que tiene que ver con nuestro propósito en la tierra: ser felices). Sé que cuando ponemos nuestra mira únicamente en la gloria de Dios y vivimos de acuerdo con el ejemplo que Jesucristo nos dejó, podremos entender cuan grande es el amor de Dios por cada uno de sus hijos.

Por qué soy mormón(a)

Antes de nacer mis padres ya eran miembros pero al llegar a la edad de 8 años, sabiendo que debía tomar de un bautismo, no quería hacerlo, me gustaba la Iglesia pero aún no había obtenido un testimonio de ésta. Mis padres y otros líderes hablaron conmigo repetidas veces pero yo no quise hacerlo. Después de cumplir 9 años los misioneros me visitaron y compartieron un mensaje conmigo, no recuerdo sus palabras de nada de lo que dijeron pero lo que sí recuerdo fue haber sentido el espíritu que me indicaba que lo que decían era verdad y que debía tomar de un bautismo. Al preguntarme uno de ellos si me bautizaría, acepte de inmediato y pusimos fecha para el fin de semana. Sé que aún un pequeño de 8-9 años puede obtener un testimonio del evangelio si se le enseña por medio del Espíritu, por ello sé que esos 2 jovenes fueron llamados por Dios mediante un profeta en estos tiempos.

La manera en que vivo mi fe

Procuro que las personas vean en mi ejemplo lo que compartó con ellos del Evangelio, al demostrarles amor y prestar servicio a otros, al no decir malas palabras o dañar mi cuerpo. Espero que las personas puedan comprender que podemos ser muy felices si tan solo vivimos como Jesucristo nos enseñó y además hacemos convenios con Dios.