mormon.org Global
Paulina Pérez: Mormón.

Hola soy Paulina Pérez

Acerca de mí

Vivo con mis padres y mis dos hermanos, soy la mayor, me encanta pasar el tiempo con ellos. A mi y a mi familia también nos gusta estar con nuestros otros familiares, ir a visitar a nuestros abuelos, tíos y primos, nos reunimos con ellos cada fin de semana. Soy estudiante de pedagogía, voy en tercer año de la carrera, realmente me encantan los niños, pero actualmente me estoy preparando para servir una misión, de hecho mi llamamiento ya llegó =D Me encanta pintar y leer, me gusta mucho la música, aunque no soy muy talentosa, amo cocinar, eso es algo que hago con mi hermana muy seguido. Me encanta la naturaleza, creo que es uno de los más grandes testimonios de que Dios es real y que nos ama.

Por qué soy mormón(a)

Si bien nací dentro de la iglesia, tuve que decidir por mi misma y descubiri si esta era la verdad, tenía mis dudas hacerca de la existencia de Dios y de si el realmente había hablado con José Smith, pero cuando tenia 12 años mi respuesta llegó, supe con todo mi corazón que Dios era real y que Él era mi padre celestial que me amaba y que Él realmente se le había aparecido a José Smith, que esta era Su iglesia, esa es la razón por la que soy mormona, se que este evagelio tiene todo lo que necesito para regresar con mi Padre Celestial, este evangelio me trae paz y la esperanza de que si hago todo lo que debo las familias pueden ser eternas. Soy mormona porque saber estas cosas y vivirlas, me hace feliz.

Historias personales

¿De qué maneras su conocimiento del Plan de Felicidad ha bendecido o cambiado su vida?

Conocer el Plan de Felicidad de nuestro Padre Celestial, saber con certeza que él tiene un plan y que desea que nosotros seamos felices y volvamos a estar con Él ha traído esperanza a mi vida, me ha ayudado a pasar por momentos de pena o complicaciones y ha seguir adelante, pues tengo la confianza en que todo lo que me pase en esta vida es para mi bien, se que el Padre desea que gane experiencias y que progrese y que todo esto tiene un propósito y que algún día lo volveremos a ver y todo habrá valido la pena. Junto con esto me ha servido para tomar mejores decisiones, saber que lo que hago en esta vida afectará en la eternidad, saber que realmente soy una hija de Dios y que viví con Él antes de nacer me permiten recordar que tengo un valor infinito y que tengo la posibilidad de volver con él eso hace que trate de actuar de la mejor forma posible y tratar de que mis decisiones sean guiadas por el espíritu.

¿Podría explicar la función que desempeña la oración en su vida?

Creo firmemente que cuando oramos, realmente estamos hablando con Dios, nuestro Padre Celestial, y que el nos escucha, siempre. Durante mi vida la oración ha sido una fuente de seguridad y paz, no solo oro al Padre para agradecer por lo que me ha dado o para pedirle su protección, también oro para hablar con el, como cualquier hijo habla con su padre, contarle mis problemas, mis experiencias y pedirle su guía y su compañía, sin duda la oración y el sentimiento de que Él me escucha y contesta mis oraciones ha fortalecido mi relación con el Señor, ha fortalecido mi fe y me permite seguir día a día a pesar de los problemas, las penas o dificultades, pues tengo la certeza de que nunca estoy sola, siempre puedo contar con mi Padre Celestial

La manera en que vivo mi fe

Me esfuerzo cada día para que todo lo que haga esté de acuerdo a las enseñanzas del evangelio, trato de ser honesta en todo lo que hago, tanto en mis estudios como con mi familia; me esfuerzo para que mi lenguaje, vestimenta y hechos sean modestos. Me gusta participar en todas las actividades de la iglesia, en ellas nos divertimos, hacemos amigos, servimos a otros y aprendemos, pero realmente mi actividad favorita es la Conferencia General, esos fines de semana son mis favoritos de todo el año, porque tenemos la posibilidad de oir al profeta del Señor. Le enseño a los jovenes de mi comunidad, aprendemos sobre las escrituras y sobre la vida y enseñanzas de Cristo; y aunque yo soy la maestra, la verdad es que he aprendido mucho de ellos. Ahora voy a pasar 18 meses compartiendo el evangelio en Colombia, porque quiero compartir la felicidad que me trae el evangelio