mormon.org Global
Giezi: Mormón.

Hola soy Giezi

Acerca de mí

Soy la cuarta de cinco hermanos, mis hermanos mayores ya tienen su propia familia, mi hermano menor y yo somos los únicos solteros por ahora y vivimos juntos con mis padres. Trabajo en una constructora cerca de mi casa, soy auxiliar de contabilidad. Cuando terminé de estudiar la preparatoria decidí comenzar a trabajar porque mi deseo es servir como misionera de tiempo completo y quiero ayudar a mis papás económicamente. Me gusta mucho la música y cantar, aún me da mucha pena cantar en publico, pero cuando me lo piden, lo hago con gusto. También me gusta bordar en punto de cruz, tejer, y hacer manualidades.

Por qué soy mormón(a)

He sido miembro de la Iglesia desde que nací al igual que mis padres, mis abuelos maternos y paternos fueron uno de los primeros mormones de su lugar de origen, por lo que desde pequeña, vi milagros en mi familia. Cuando era niña aprendí sobre el Espíritu Santo, que era un miembro de la Trinidad y que era un personaje en espíritu, su misión es testificar de la verdad, pero yo me preguntaba: ¿Alguna vez he sentido este espíritu que me diga que esto que yo creo es verdadero? Recuerdo que cuando tenía 12 años decidí leer todo el Libro de Mormón, estudiaba la secundaria y cuando llegaba a casa, antes de la comida, me ponía a leer. Meditaba en las palabras de este libro, era algo muy especial y me sentía feliz, no dudaba que este libro era verdadero porque me ayudaba a ser obediente. Con el tiempo he aprendido que eso que sentía cuando era niña es el Espíritu Santo, que no testifica con palabras, sino que testifica en el corazón, por medio de un sentimiento de paz y me hace saber con seguridad que Dios vive. Sé que después de la muerte de los apóstoles de Jesucristo, hubo obscuridad, a causa de que su evangelio no se encontraba sobre la tierra. Sé que José Smith fue llamado por Dios, un profeta, para restaurar la verdad en este tiempo y una evidencia de ello es el Libro de Mormón, yo sé que es verdadero, lo he leído y ha cambiado mi corazón porque me acerca a mi Salvador Jesucristo, puedo saber que vive y tengo el deseo de ser como él.

La manera en que vivo mi fe

Mi mamá y yo visitamos a algunas de nuestras vecinas para ayudarles con lo que necesiten y compartir con ellas algún pasaje de las escrituras que pueda ayudarles en su vida diaria. Algunas veces no las encontramos en sus hogares o están ocupadas para recibirnos, pero no nos desanimamos y las seguimos visitando constantemente porque les amamos y nos preocupa su bienestar, me gusta escucharlas y ayudarlas con lo que puedo, eso trae a mi vida mucha felicidad. En mi Iglesia, también tengo la oportunidad de servir, he tenido la oportunidad de enseñar a los niños y ayudarles a seguir a Cristo, has sido una de las mejores experiencias que he tenido porque juntos aprendemos. Me hace pensar en el amor de Jesucristo por cada uno de los hijos de nuestro Padre Celestial y que me ama a mi también con un amor perfecto, por eso siempre deseo ayudar a quien necesite de mi.