mormon.org Global
Monsop Collado Madrigal: Padre, Familia, Esposo, Evangelio, Jesucristo, Iglesia, Mormón.

Hola soy Monsop Collado Madrigal

Acerca de mí

Uno de mis pasatiempos preferidos es leer, preferiblemente aquellos libros que ayudan al ser humano a ser mejor. Mis libros preferidos son el Libro de Mormón y la Biblia, los cuales me esfuerzo por estudiarlos todos los días. Mi familia es lo más especial que tengo. Mi esposa Tábata es el regalo más grande que Dios me ha dado. Mis hijos son nuestro mayor tesoro. Mi madre siempre me estimulo el estudiar, desde niño me motivo a esforzarme en lo que hacía y me dio la visión de la importancia de una educación académica, la cuál he podido culminar en el área contable, administrativa y educativa.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormón porque allí aprendí el Evangelio de Jesucristo, el camino para regresar de nuevo a la presencia con mi Padre Celestial. Creo firmemente que está vida tiene un propósito, no estamos acá por casualidad, la muerte no es el fin, sino un paso hacia el progreso eterno para vivir en familias con Dios. Los mandamientos son nuestras guías para saber como debemos dirigirnos. Nuestras familias no solo son nuestro apoyo y soporte, sino que también son nuestra inspiración, especialmente, mi adada esposa, la cual me acompaña en todo momento con su gran amor y ternura. Jesucristo es nuestro Salvador y Redentor, gracias a su sacrificio, nosotros podemos recibir el perdón de nuestras faltas y ser limpios. Además, aun en esta época tan difícil, él nos socorre al darnos su Iglesia y profetas vivientes que nos guían y nos hacen saber su voluntad.

La manera en que vivo mi fe

Desde niño aprendí el evangelio de Jesucristo, el cuál me ha ayudado a enfocar todas y cada uno de las decisiones de la vida. He tenido la oportunidad de participar en una amplia gama de proyectos de servicio comunitarios, tales como: limpiezas de escuela, donación de sangre, compartir tiempo con ancinos, proveer regalos para niños necesitados, tramitar proyectos de donaciones de utilies escolares para los que no tienen, proveer sillas de ruedas a aquellos que lo necesitan, entre muchos otros proyectos. Este tipo de servicio me ha permitido ver innumerables rostros de gozo y felicidad por el momento especial recibido.