mormon.org Global
Víctor Rodríguez: estudiante, testimonio, oración, música, Mormón.

Hola soy Víctor Rodríguez

Acerca de mí

Soy universitario, me gusta leer, aprender sobre historia, tocar guitarra, escuchar música y vivir el evangelio.

Por qué soy mormón(a)

Mi mamá me llevaba cada domingo a la iglesia, desde niño aprendí que si necesitaba algo podía pedirle a Dios en oración y el me ayuduaría, siempre tuve esa confianza que mi Padre Celestial estaba conmigo. A la edad de 8 años me bauticé. El convenio que hice con el Señor de seguirle y siempre recordarle, de cumplir con sus mandamientos, ha sido un esfuerzo y perseverancia de mucho tiempo. A los 13 años de edad, tuve una experiencia que aumentó más mi testimonio de Nuestro Padre Celestial y Jesucristo. Una noche estaba leyendo el libro de mormón, en mi cabeza habian muchas dudas, quería saber si en realidad Dios estaba ahí, cerca o en algun lado, sabía que existia pero en ese momento me sentía solo, me arrodillé para orar, y al comenzar a hablar, sentí una paz dentro de mi, sentí que mi pecho ardía, un calor agradable, sentí una seguridad y sentí que alguien me abrazaba, en mi mente escuché algo que decía: estoy aquí, al lado tuyo. Por medio del Espíritu santo pude sentir la compañía de Dios que hablaba a mi espíritu, nunca más dudé. Quiero que otras personas puedan adquirir un testimonio como lo he adquirido yo sobre esta iglesia, y que sepan que Dios le querie mucho y que los conoce.

La manera en que vivo mi fe

El tener el evangelio en mi vida ha sido una de las mejores bendiciones que he tenido, gracias al estudio constante de las ecrituras, sobre todo del libro de mormón aprendí que es otro testamento de Jesucristo, que Dios nos conoce, que José Smith fue un profeta llamado por el Señor, y que la restauración del evangelio se ha llevado a cabo en este último tiempo. El prestar servicio en los llamamientos en la iglesia como maestro orientador, o maestro de clase en los días domingos a las personas que están conociendo la iglesia y a los recien conversos me ha servirdo para aumentar ese amor que Dios nos pide que tengamos a nuestros semejantes, entiendo que cada uno es un hijo de Dios y todos tenemos la misma oportunidad de invitar a todos a venir a Cristo