mormon.org Global
Luke Allen: medicina, caballos, granja, pueblo, universidad, deportes, Mormón.

Hola soy Luke Allen

Acerca de mí

Yo nací en una granja grande en el oeste de los Estados Unidos de América. Por el momento, vivo en el estado de Tennessee y me encanta vivir aquí. Mi esposa y yo ambos attendía una Universidad de medicina; desafortunadamente, yo no pude advanzar en algunas clases y se me dispedieron de esa esquela—mi esposa todavía attende la misma universidad. Al crecer en un pueblo pequeño, siempre ondaba afuera de casa: montando/entrenando caballos, trabajando con vacas, quidando el rebaño de ovejas, o manejando un tractor. A causa de que mi esquela (preparatorio) fue muy pequeño, se me dió la oportunidad a jugar deportes con mi padre quien fue el entrenador (y un maestro en la esquela) de muchos deportes (el balancesto, el correr por distancia, y atletismo) y también competí en fútbol americano, lucha greco romano, y béisbol cuando se me dio el tiempo. Luego, competí en balancesto en la nivel de universidad.

Por qué soy mormón(a)

Cuando yo tenía quince años, había crecido bastante para entender que en ese momento de mi vida, estuve edificando la fundación de mi vida con el tomar decisiones. Las creencias de mis padres me llamaron la atención más. Siempre asistía a la iglesia, pero mis esfuerzos se acabaron con eso. Por lo tanto, decidí a averiguar si lo que mis padres me enseñaron fue verdadero—por mi mismo. Es importante saber que mis padres no me habían forzado de ninguna forma (menos que sus ejemplos) a vivir según tal religión. Empecé a leer el Libro de Mormón en segamentos pequeños cada día y a orar para saber si fue verdadero. El Libro de Mormón contiene 500-600 páginas. Llegué a la mitad del libro al sentir una respuesta de mis peticiones. A causa de esa experiencia, ahora, yo fundo mi petición a todas personas, “Si quieras saber si el Libro de Mormón es verdadero y todavía no has recibido una respuesta de Dios, SIGA TRATANDO!” La respuesta que recibí no era como pense que sería—yo esperaba un sentimiento grande que picó a mi alma. De repente, entendió que lo que yo leó no era un libro de historias, sino que yo sentía que leía un diario….que era verdadero. Asi aprendí lo que yo leía fue verdadero. Si no obedecemos los mandamientos de Dios, El no nos da bendiciones que coincidan con tales mandamientos. El requiere que demonstramos nuestra fé. Es parecido para recibir una revelación de Dios (o respuesta de una oración)—si no continuamos tratando, no recibiremos una respuesta.

La manera en que vivo mi fe

En este momento, estoy parte de la organización de los jovenes (12 a 18 años de edad). Se me da la oportunidad a enseñar una o dos veces al mes en la iglesia y cuando aya actividades, ayudo con la organización Scouts cuando me necesite, y comparto a los jovenes sus papeles en la iglesia. Este llamamiento (resposabilidad) es uno que me encanta más. También, enseño una clase de escuela dominical que se trata de cada libro canónico que utilizemos como escritura (el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento—ambos de la Biblia—, el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios, y la Perla de Gran Precio). El ensenar es algo que me ha dado mucho gusto. Me encanta compartire información con otros para que ellos puedan obtener experiencias espirituales para que crezcan. Pregunté a mi padre por qué él enseña/entrena, él respondió, “Hay algo bueno al compartir lo que tienes a una persona y observar que obtienen éxito en su vida.” Por esa razón, me encanta enseñar. El enseñar llena mi alma.