mormon.org Global
Moy Hdez: Mormón.

Hola soy Moy Hdez

Acerca de mí

Soy miembro de la Iglesia desde los 8 años, toda mi familia también lo es y el conocimiento de la Restauración del Evangelio llegó a nuestra familia desde mis bisabuelos, por lo que yo pertenezco a la 4ta generación de mi familia que somos miembros.Tengo 28 años y soy soltero, por lo que pertenezco a la organización de Jovenes Adultos Solteros; actualmente sirvo en la Iglesia como Presiente del Quórum de Élderes de mi barrio, actualmente mantengo una relación maravillosa de noviazgo en la que estoy aprendiendo mucho sobre la fe, la esperanza y el amor. Serví una misión de tiempo completo en México-Tampico de enero 2004 a enero 2006, fue una experiencia maravillosa que marcó mi vida y me hizo aprender lo que más importa. Trabajo para Coca-Cola FEMSA en el departamento de Marketing México, soy Mercadólogo y Publicista de profesión y me gusta mucho la estrategia de marketing. Disfruto mucho pasar tiempo con mi familia y salir a pasear o simplemente armar una reunión en casa. Me gusta leer buenos libros (acepto que las Escrituras y las publicaciones de la Iglesia son de mis favoritos), amo ir al cine, jugar basquetbol en la capilla, jugar videojuegos, cocinar, prestar servicio, viajar, estar con mis amigos, trabajar, ir a bailar, escribir, dar clases. Soy muy FELIZ por ser miembro de la Iglesia y recibir muchas bendiciones y ayuda de Dios, mi Padre Celestial.

Por qué soy mormón(a)

Desde pequeño he ido a la Iglesia, he participado de las reuniones y actividades en ella, mi familia me enseño a creer en Dios y confiar en Él, el Evangelio es parte de mi vida... sin embargo llegó el día en el que quise saber por mi mismo si lo que se me había enseñado era verdadero y, por lo tanto, si tenía que permanecer fiel a dichas creencias. Tuve que preguntar en oración sincera a Dios y Él me hizo saber de forma personal y certera que esta es La Iglesia de Su Hijo y contiene las enseñanzas que nos permiten regresar a Él. El Evangelio me hace FELIZ y por los resultados que veo en mi vida ratifico en mi corazón que no hay nada mejor, no hay nada más que proporcione una felicidad duradera, un gozo eterno y permanete.

La manera en que vivo mi fe

Siempre he creido que ser un Santo de los Últimos Días (mormón) es algo que no sólo se vive al ir a los servicios regulares de la Iglesia (cada domingo nos reunimos 3 horas por la mañana para adorar a Dios y aprender el Evangelio de Su Hijo), sino es una forma de vivir cada día. Cada mañana cuando me levanto me arrodillo para orar al Padre Celestial y agradecerle por sus muchas bendiciones y suplicarle guía y ayuda durante el día, en mis diferentes actividades; también apartamos un momento para orar como familia antes de que alguno salga de casa. Me esfuerzo por que a lo largo del día pueda cumplir con los mandamientos y ser un ejemplo a los demás de cuán importante es obedecer a Dios y lo feliz que eso te hace; voy al trabajo cada día y soy amable y servicial con mis compañeros en la oficina y siempre doy mi opinión de lo que considero que es correcto cuando estamos hablando de cosas comunes. Durante el día me concentro en hacer feliz a mi novia con pequeños detalles que le demuestren mi amor y evito situaciones peligrosas que podrían destruir la confianza que mutuamente nos tenemos. No me olvido de estar pendiente de mi familia y tratar de ayudar en lo que me sea posible. Como miembros de la Iglesia prestamos servicio voluntario en las reuniones que tenemos por lo que dono con gusto de mi tiempo, recursos y talento para cumplir lo mejor posible las asignaciones que se me dan para servir a mis semejantes. En las noches platico con mi hermana -pues vivo junto con ella-, cenamos juntos y dedicamos un tiempo para estudiar las escrituras y orar antes de ir a dormir. Yo por mi parte tengo mi propio estudio personal de las Escrituras o las plabras de los Profetas, reflexiono en cuanto a lo que debo mejorar y me arrodillo para orar al Padre y agradecerle por las experiencias del día y pedirle que me ayude a descansar y tener la oportunidad de mejorar mis defectos y debilidades. Disfruto mucho de otras actividades pero busco que me fortalezcan y me ayuden a progresar.