mormon.org Global
Shelan: Argentina, estudiante, hacer ejercicio, misionera, béisbol, familia, Mormón.

Hola soy Shelan

Acerca de mí

Soy una orgullosa hija, hermana, y tía de tres sobrinas y dos sobrinos! Asisto a una universidad, donde estoy estudiando la fisiología del ejercicio. Para el futuro, yo simplemente pienso en la enseñanza de la clase de peso/educación físico o entrenadora de softball/béisbol. Puedo estar competitiva en casi cualquier deporte, y me gusta pasar el tiempo jugando y riendo con mis amigos y familia. Tengo varios pasa tiempos, incluso el piano, cantar, leer, etc. Pero hubo un tiempo en mi vida cuando todo eso cambió. Durante la escuela secundaria, yo había considerado ser un estudiante de intercambio, pero eligió no hacerlo, la idea de servir en una misión a los 21 años brevemente cruzó por mi mente en ese momento. Tuve varios años para pensar en ello, pero durante el invierno de 2011, la idea de verdad cobró vida. Yo estaba confundida en cuanto a por qué me estaba necesitando para decidir casi tres años antes de mi fecha de disponibilidad ideal. Sin embargo, por alguna razón, sentía que necesitaba para tomar la decisión y luego de comenzar a preparar inmediatamente. Diez meses después de decidir que quería servir, se hizo un anuncio milagroso. A través de la revelación divina, el presidente Thomas S. Monson anunció que los jóvenes serían ahora capaces de servir a la edad de 18 años, y las mujeres jóvenes que tenían el deseo de servir puede servir ahora a los 19 años - con efecto inmediato. Con mucho ánimo y amor, estoy dedicando 18 meses a mi Salvador en Argentina! (:

Por qué soy mormón(a)

¿Porqué soy mormona? ¿Porqué todavía estoy viviendo esta religión que mis padres me enseñaron? No es sólo por qué me crié mormona. No estoy ciega en mis creencias. Sino que tuve que hacer mi propia búsqueda por la verdad. Leía y oraba cuando era más pequeña, pero en la secundaria sentí la necesidad saber por mi misma que estas cosas me enseñaban eran verdaderas. Una noche me arrodillé y oré a mi Padre Celestial con sinceridad, curiosidad, y esperanza...Mientras hablaba con Él, empecé sentir una paz y tranquilidad que nunca había sentido antes. Fue tan especial, y yo supe por mi misma que era muy bendecida por las bendiciones y estas verdades en mi vida. No es sólo una religión. Es una manera de vivir, es una creencia firme en quien soy, es el sentimiento y conocimiento que soy una hija de Dios, y que Él me ama y conoce.

La manera en que vivo mi fe

Antes, vivía mi fe por el ejemplo, no más. Sinceramente, he visto tantos milagros por las buenas influencias y ejemplos de otros, y he sentido el gozo por ser un buen ejemplo. PERO, ser un ejemplo no es suficiente ahora. Vivo mi fe por compartir lo que tengo, las bendiciones y gozo que siento en mi vida. Comparto mi fe por mi manera de vivir y por el amor. Decir que tengo fe no es suficiente, sino sé que tengo que actuar en mi fe. Ahora, más que nada, estoy viviendo mi fe por ser misionera en el país maravilloso de Argentina. Por hablar con la gente y decirle las bendiciones que puedan tener por medio del mensaje que compartimos. Vivo mi fe por enseñar y cambiar las vidas por medio de Jesucristo.