mormon.org Global
Vrska: Chetumal, Vrska, Béisbol, Cozumel, Cancún, Playa del Carmen, Mormón.

Hola soy Vrska

Acerca de mí

Soy misionero en la Misión México Cancún. Tengo 21 años, y me encanta estar aquí. Tengo 6 hermanos y una hermana, soy el menor de todos. Me encanta deportes. Béisbol es mi favorito, pero me encanta jugar voleibol, fútbol americano, y basquetbol. La comida mexicana es mi favorito, y también comida brasileña. Nací en Indiana, un estado cerca a Canadá, pero vivo en Tejas. Nací en la iglesia, y siento que eso fue una gran bendición.

Por qué soy mormón(a)

Soy Mormón porque la iglesia me trae la felicidad que quiero y necesito, y es difícil encontrarle en otros lugares. Sé que cuando estoy en la iglesia, estoy haciendo lo bueno. Puedo tomar mejores decisiones en mi vida por las instrucciones que recibo, me da libertad de tomar decisiones que me harán una mejor persona. Sé que Jesucristo es mi Salvador y por medio de él nunca estaré solo y puedo encontrar una felicidad real. Sé que tenemos un profeta viviente que me ayuda y me guía en mi vida, y me ayuda con decisiones difíciles que yo tengo, por seguir su guía. Sé que Jose Smith era un profeta, y por medio del Libro de Mormón y la oración, puedo encontrar respuestas a cualquier pregunta que yo tengo.

Historias personales

¿Recuerda algún desafío específico en su familia que pudieron superar gracias a los principios del Evangelio?

Si, por medio de la oración. Cuando mi abuelo morío me puso muy triste. Gracias a la oración, podía ser contento y despues feliz. La oración cambío todo para mi. La oración puede ayudar con cual problema, en cualquier tiempo, en cualquier lugar. La oración es el medicamento de todo, solo tenemos que usarla. Pero la clave de la oración como El Libro de Mormón enseña tenemos que orar con verdadera intención y con fe. Por medio de la fe y verdadera intención tuve felicidad en una situación dificil.

La manera en que vivo mi fe

Soy misionero en la Misión México Cancún. Trato de vivir lo mejor que puedo y dar un ejemplo a los demás. Presto servicio porque me encanta trabajar y mover cosas y es una oportunidad de demostrar amor hacia los demás. Comparto el evangelio a los demás porque cambio mi vida, especialmente durante mi tiempo en la misión.