mormon.org Global
Pierre González: musico, servicio, pierre, ocupado, estudiante, musica, Mormón.

Hola soy Pierre González

Acerca de mí

Hola! Me llamo Pierre y soy estudiante de música en la Universidad, mi tiempo es bastante limitado y a veces me parece no tener el tiempo para lo que tengo que hacer, pues dedico mi tiempo a la Iglesia sirviendo a los jóvenes y con la música, pasar tiempo con la familia, mi novia, estudiar todos los días, trabajar y hacer básicamente lo que una persona normal hace a diario. Pero soy joven y me gusta divertirme y salir con amigos, hacer cosas divertidas y todo eso, siempre hay tiempo para eso, pero a veces me gustaría tener un poco mas de tiempo para todo! Eso es un poco difícil :) Me encanta la música, por ello decidí estudiar licenciatura en música y espero algún día poder llegar a ser un gran director de orquesta. Tengo muchos sueños y metas, como poder casarme y dirigir la gran orquesta de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocida como la Orquesta de la Manzana del Templo, junto al reconocido Coro del Tabernáculo Mormón. Hay muchas cosas que me gusta hacer, y a veces tengo que controlarme para dejar pasar algunas, soy sociable y me encanta hablar del Evangelio con las personas, aunque a veces me gustaría compartirlo más delicadamente con mi familia. Así mas o menos soy yo, me encanta ser mormón! :D

Por qué soy mormón(a)

Soy mormón porque yo lo decidí... Me bauticé a la edad de 8 años, mis padres ya eran miembros de la Iglesia desde jovencitos, la edad de 8 años es la edad mínima requerida para el bautismo, señalado asi en una revelación al profeta Jose Smith. Pues bien, cuando yo cumpli los 8 años ya cumplía con el requisito de la edad, pero mi padre me aconsejó a que como era tan pequeño y él sabía que el bautismo no es un juego y hay que honrar los convenios me aconsejo a que esperara un tiempo para poder bautizarme y así la decisión sería mas fuerte, pero yo no quise. Yo tenía la edad mínima para el bautismo y yo sabía, con mi mentalidad de niño, que necesitaba bautizarme y hacer convenios (promesas) con Dios y que eso me ayudaría a volver a vivir con Él, no entendía todo, es cierto, pero en mi corazón sentía que era lo correcto y nunca dude en bautizarme, muchos podrán decir que como mis padres ya eran miembros, o porque me crié en un hogar mormón, era lógico que yo también seguiría con la "tradición" pero el decidir bautizarme no fue solo seguir con la tradición, fue mucho más que eso! Fue el PRIMER paso hacia la vida eterna con Dios, Jesucristo y mi Familia. Hoy puedo entender mas claramente, decidí servir como misionero de la Iglesia por dos años de mi vida y es algo de lo que JAMÁS me arrepentiré, ayudar a la gente a conocer estas verdades y a invitarles a que preguntaran a Dios si es que eran verdaderas ha sido una de las mejores experiencias de mi vida! Todos pueden preguntar a Dios si esto es verdad! Pero el punto a veces es que simplemente no se quiere, pero les invito a que lo hagan, que conozcan en mensaje, hay tanto recurso que la Iglesia publica en internet, hagan uso de ello! Averiguen lo más que puedan pero NUNCA! nunca dejen de preguntarle a Dios y que Él sea quien les confirme la verdad de todo esto. Se que esta es la Iglesia de Jesucristo y que es dirigida por Él a través de sus siervos los profetas, como siempre ha sido, este es mi testimonio y amo ser mormón!

Historias personales

¿Recuerda algún desafío específico en su familia que pudieron superar gracias a los principios del Evangelio?

La Iglesia siempre ha enseñado el principio de la autosuficiencia. Recuerdo un tiempo en que mi padre perdió su empleo, estábamos bien en la mayoría de las cosas, pero el desempleo es siempre una amenaza para las familias, no somos una familia grande, pero de todos modos es algo que afecta a la economía familiar. Recuerdo que mis padres nunca se desesperaron ni perdieron el control de la situación, se lo tomaron con calma y pidieron la ayuda al Señor para saber cómo superar la situación. Utilizamos los ahorros de la familia, y eso fue una gran ayuda, vivíamos en una ciudad lejos de toda nuestra familia, solo estábamos ahi mis padres y yo. Mi madre una noche oró al Señor pidiendo guía y dirección para saber que hacer y cuando despertó en la mañana se despertó con la seguridad de lo que tenían que hacer ella y mi padre, juntos. Vender roscas (donuts) casa por casa en el lugar donde vivíamos. Así lo hicieron al día siguiente levantándose los dos muy temprano en la mañana para trabajar juntos, mi padre tuvo que aprender a hacer la masa y darle forma. Yo estaba estudiando en el liceo en ese tiempo y los observaba trabajar juntos durante ese tiempo que fueron casi 7 meses y me admiraba de lo bien que lo pasaban juntos. Mi padre desde que yo nací que ha trabajado en minería y está mucho tiempo fuera de casa por lo que tenerlo en casa por todos esos meses, lo que al principio era una prueba grande de fe, llegó a ser una gran bendición de tenerlo siempre en casa, trabajando con mamá. Llegaron a vender mas de 700 roscas diarias, nunca trabajaron en domingo, lo que ganaban era suficiente para pagar deudas y todo lo que un hogar requiere. Admiro la autosuficiencia y el compañerismo de mis padres hasta el día de hoy, ellos son un gran ejemplo de cómo aplicar los principios del Evangelio en mi vida y con mi futura familia. No fue fácil, pero con el Señor fue más ligero.

La manera en que vivo mi fe

La forma en que vivo mi fe... Trato de vivir los principios que se enseñan en la Iglesia lo mejor que sea posible, no soy perfecto para nada! Pero trato de ser mas como Cristo, seguir Su ejemplo. Me gusta compartir artículos con mis amigos en facebook acerca de la iglesia o mensajes mormones de youtube, cuando tengo la oportunidad de hablar con mis compañeros en la Universidad acerca de Jesucristo y Su Iglesia siempre he disfrutado de buenas conversaciones con ellos. En la Iglesia sirvo como líder los jóvenes varones entre 12 y 17 años, se le llama presidente de los Hombres Jóvenes, y es un trabajo arduo y debe ser constante, puede llegar a ser muy cansador, pero cuando uno logra ver que los chicos comienzan a confiar en ti y a comentarte sus sentimientos de como ellos están, a pedir algunos consejos siempre que sea posible hacerlo, eso es tan gratificante! Uno llega a ser amigos de ellos, ademas que no hay tanta diferencia de edad con ellos, me encanta ayudarles, hay tanto que tengo que mejorar y ellos me ayudan a darme cuenta de cuánto me falta. Ellos me ayudan a ser constante, me encanta ser mormón! :D