mormon.org Global
Carson: Bogota Colombia, BYU provo idaho, beisbol béisbol, feliz, misionero, gringo, Mormón.

Hola soy Carson

Acerca de mí

Pues, soy Carson y aprendí Español mientras servía mi misión en la misión Colombia Bogotá Norte. Vengo de una familia de tres hijos, y soy el segundo. He jugado béisbol toda mi vida y por mucho tiempo tuve el sueño de jugar profesionalmente, pero al conocer más al plan que Dios tiene para mi, tuve un gran cambio en mis planes personales. Me di cuenta que es más importante ayudar a los demás, tener una felicidad verdadera, y prepararme para tener una familia unida y feliz.

Por qué soy mormón(a)

Yo soy mormón porque pues... el lo mejor. Hablando serio, el evangelio me ha dado una felicidad que no podría encontrar en ningún otro lugar. Me ha dado dirección que necesito. Me he dado cuenta que significa ser un hijo de Dios. El ser mormón me ha dado cuenta de que es mi potencial en esta vida, y la vida venidera. Más que todo, Dios mismo me ha mostrado que Él quiere que yo sea mormón. De hecho, Él quiere que todos sean mormones! Pero en Su infinita amor, Él esperará hasta que queramos saber si es lo que Él quiere. Le pregunté, y Él me contestó. Me sigue contestando. No soy una excepción. Él contestará a cada uno de Sus hijos. Y cuando nos contesta, nos toca actuar en acuerdo con lo que Él nos dice! Ser mormón = Ser feliz

La manera en que vivo mi fe

Ahora estoy viviendo mi fe al predicar el evangelio de Jesucristo al los habitantes de Colombia. Hago todo posible para ayudar a otros sentir el amor que yo he sentido de Dios en mi propia vida. Ayudo a otros entender que Dios les ama individualmente y les tiene presente en Su mente. Primeramente, hago todo posible de arrepentirme todos los días. Soy muy imperfecto, pero gracias a Jesucristo, Él me ha dado la oportunidad de cambiar. Hago todo posible de cambiar una cosita cada día para poder llegar a ser una mejor ejemplo para todos que me rodean. Más que todo, ¡vivo mi fe al estar feliz! El evangelio nos trae una felicidad espectacular. La mejor manera de vivir el evangelio es estar feliz. ¡Aprovecho de cada momento al tener una sonrisa puesta y reir un poco con los demás!