mormon.org Global
Jorge Lehi Arrevillaga DelToro: Tapachula, Senderismo, Derecho, Catedrático, Música, Familia, Mormón.

Hola soy Jorge Lehi Arrevillaga DelToro

Acerca de mí

Nací y crecí en la ciudad de Tapachula, Chiapas (La Perlópolis de Chiapas). Ciudad cosmopolita de la frontera sur de México. Así como Nefi, puedo decir que he nacido de buenos padres. Provengo de una familia de pioneros ya que mi bisabuela paterna fué la primer miembro de la Iglesia en Tapachula; mi abuelo paterno fue el primer Presidente de Rama y posteriormente de Distrito; mi padre fue el primer Presidente de la primer Estaca de mi ciudad natal y actualmente es Presidente del Templo aquí en el Estado de Chiapas. Soy Licenciado en Derecho de profesión, otorgo asesoría jurídica en materia Civil y Familiar. También soy docente imparto las cátedras de Introducción al Estudio del Derecho, Derecho Positivo Mexicano, Ética y Filosofía en una Preparatoria estatal. Estoy inmensamente feliz de estar casado con Alejandra, mi bella y amada esposa quién me ha obsequiado lo más preciado y valioso que poseo: mis tres hermosos hijos (dos varones y una nena). Considero que he sido enormemente bendicido por el señor en todo lo que llevo de mi vida. Serví como misionero de tiempo completo en la Misión México Puebla. Practico el senderismo de alta montaña, he ascendido 39 veces el volcán Tacaná. Me gustan muchas cosas, entre las cuales están escuchar música en equipos Hi Fi, la tecnología en general, leer, la fotografía es mi pasión, el car-tunning, acampar. Me encanta viajar y manejar en las autopistas, ver películas. Pero lo que más me gusta y disfruto es estar con mi familia.

Por qué soy mormón(a)

Conozco el Evangelio desde niño. Recientemente un amigo de la infancia me comentó lo siguiente: "Reconozco y agradezco a la Iglesia mormona de darme una infancia extremadamente feliz. Creo que todos los niños del mundo deberían de gozar de esta experiencia". Efectivamente el comentario de mi amigo es muy acertado, yo también he tenido una infancia muy feliz gracias al Evangelio de Jesucristo y deseo fervientemente que mis hijos, mis nietos y bisnietos también la tengan. El Evangelio nos proporciona los medios para ser mejores personas cada día y lograr la felicidad personal y familiar en esta vida y por todas las eternidades. En otras palabras, tenemos la oportunidad de alcanzar la exaltación, el máximo don que el Padre tiene para nosotros sus hijos.

Historias personales

¿Por qué motivos comparte el Evangelio con sus amigos y cómo lo hace?

Deseo que experimenten la felicidad y armonía que he encontrado. Los invito directamente a las actividades de la Iglesia.

La manera en que vivo mi fe

Trato de ser un buen ciudadano cumpliendo con todas mis obligaciones como tal. Asímismo, ser un buen esposo y padre para mis hijos, busco ser un proveedor integral para mi familia. Me gusta mejorar mi vecindario, limpio mi acera, arreglo el frente de mi casa, participo en actividades comunitarias y trato de prestar servicio a mis vecinos, amigos y familiares. Me gusta ser hogareño y que mis vecinos me identifiquen como tal. Disfruto reparar y dar mantenimiento personalmente a mi casa. Ser siempre honesto en mis tratos y acciones es prioritario en mi filosofía. Me encanta salir de paseo con mi familia. Dentro de la Iglesia he tenido varios llamamientos: Misionero de tiempo completo, maestro de la Escuela Dominical, secretario de Barrio, secretario de Estaca, Consejero de Barrio y miembro del Sumo Consejo. El Evangelio me ha hecho muy feliz y trato de compartirlo con todas mis amistades, muchas de ellas me han dicho: "Admiro como erés, cumples tus normas y vives tu filosofía". Por supuesto estoy conciente de que no soy perfecto, tengo muchos defectos y errores, pero sé que el señor me ama y a mi familia y que con su Evangelio me proporciona las herramientas para ser un poquito mejor cada día.