mormon.org Global
Spencer: Ciencia, Química, Yucatan, Mexico, Biologia, Mormón, Mormón.

Hola soy Spencer

Acerca de mí

Yo nací en Salt Lake City, Utah, y sigo viviendo aquí con mi familia. Desde mi juventud, siempre me fascinaban las ciencias, y me gustaba estudiar todo lo que podia para aumentar mi inteligencia. Por eso, pasé la mayoría de mi juventud estudiando y aprendiendo nuevas cosas. Cuando tuve diecinueve años, fui a Mexico para servir una misión de dos años para la iglesia, y gané un testimonio firme de la veracidad de la iglesia. Ahora, estoy estudiando la biología, la química, y el español en la universidad de Utah, y espero casarme algún día para formar mi propia familia.

Por qué soy mormón(a)

Yo soy mormón porque yo sé que esta es la única iglesia verdadera aquí en el mundo. Lo sé porque he leído el Libro de Mormón, y he orado para saber si es verdadero, y Dios me lo ha hecho saber. En mi corazón, yo se que Jesucristo vive, y siento que esta si es Su iglesia. Siento que Jose Smith si fue llamado para ser el primer profeta de Dios en estos días, y que tradujo el libro de mormon de planchas antiguos que tuvieron los escritos de profetas que vivieron aquí en las americas. Siento que Dios ha seguido llamando profetas para guiarnos y decirnos lo que debemos hacer en nuestras vidas para prepararnos para volver a vivir con Dios.

La manera en que vivo mi fe

Yo vivo mi fe en varias maneras. Cuando tuve diecinueve años, serví una misión de dos años para la iglesia en le Península de Yucatán, en México, y allí me esforzaba por invitar a todas las personas a venir a Cristo y saber que Él había restaurado su iglesia al mundo. Aun después de regresar de mi misión, he intentado seguir viviendo el evangelio. Leo las escrituras y oro a Dios. Intento alentar a todas las personas que me rodean, sean miembros de la iglesia o no. Sigo intentando ser un ejemplo de Cristo, y sigo intentando invitar a las personas que yo conozco a venir a Cristo. También sirvo en mi barrio de la iglesia como el secretario sobre la miembresía. Me esfuerzo por mantener bien los registros de los miembros, y ayudar a los miembros con todo lo que necesitan. Espero seguir viviendo mi fe por el resto de mi vida. Espero algún día casarme y tener hijos a quienes puedo enseñar el evangelio para que ellos también crezcan en la fe, y lleguen a ser siervos de Cristo.