mormon.org Global
Ainhoa: Mormón.

Hola soy Ainhoa

Acerca de mí

Me gusta mucho la animación y dibujar. Otro de mis grandes pasatiempos es la música, me gusta descubrir nuevos sonidos y artistas que nadie conoce, así como tocar el piano. Estoy estudiando en la universidad Psicología, mi meta es poder trabajar con jóvenes y ayudarlos a superar los problemas de la adolescencia.

Por qué soy mormón(a)

He sido miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días toda mi vida. Mis padres me han enseñado el Evangelio des de pequeña y estoy muy agradecida por ello. A medida que he ido creciendo he ido conociendo más al Señor y a mi misma a medida que iba estudiando las Escrituras y sirviendo a los demás. La Iglesia forma una parte muy importante en mi vida, aunque la equilibro con los estudios, el trabajo y la familia. Intento vivir el Evangelio todos los días, mediante el estudio de las Escrituras y la oración, también procuro ser un buen ejemplo a los demás mediante el uso de las buenas palabras, la lectura de buenos libros, la vestimenta apropiada, etc. Todas estas cosas me ayudan a fortalecer mi comunicación con Dios y a estar más cerca de Él. Le doy las gracias por todas las bendiciones que me da todos los días, de tener una familia que me quiere y me ayuda a progresar y de tener Su Evangelio en mi vida. Por todo esto he decidido salir a la misión y poder dedicar al Señor 18 meses de mi vida, para agradecerle todo lo que ha hecho por mi. Para acabar, sé que Jesucristo vive y que gracias a Él podré volver a la presencia de nuestro Padre Celestial. Sé que José Smith fue un profeta llamado por Dios, que gracias a su fe tenemos el Libro de Mormón traducido en todo el mundo. Sé que el Libro de Mormón es verdadero y testifica de Jesucristo. Sé que los profetas actuales son llamados e inspirados por Dios. Sé con toda certeza estas cosas porque las he preguntado a Dios y Él me ha contestado, ya que "y si alguno tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada." (Santiago 1:5).

La manera en que vivo mi fe

He tenido la gran bendición de poder servir a mi barrio de muchas maneras, como por ejemplo tocando el piano en la reunión sacramental. También he tenido la gran oportunidad de enseñar y trabajar con los jóvenes. Al hacerlo me he sentido más cerca de los jóvenes de mi barrio, he entendido las dificultades por las cuales están pasando y les he podido ayudar a progresar y sentirse mejor con ellos mismos. He podido ver su progreso tanto físico, emocional, como espiritual a medida que pasaban los meses y trabajaba con ellos. He aprendido a quererlos a cada uno de ellos y a entender sus necesidades reales. También me ha servido para ser más humilde y a estar más cerca de nuestro Padre Celestial. Estoy muy agradecida por la oportunidad que se me ha dado en mi barrio porque me ha echo crecer como persona y a darme cuenta de mi potencial, bendiciones y talentos que el Señor me ha dado. En definitiva, quiero a mis jóvenes un montón.