mormon.org Global
Nico: Elder Hansen, Utah, Bacalar, Herriman, Cancun, Mormón.

Hola soy Nico

Acerca de mí

Tengo cuatro hermanos y mis padres en mi casa. Ahora estoy sirviendo a las personas de las personas que viven en la Yucatán península. Estaba estudiando ingeniería en la universidad de Brigham Young. Me gusta mucho de la música, particularmente rock. Toco el piano por casi once años y la batería por mas o menos un año. El baloncesto es mi deporte favorito, pero me gusta ping pong, béisbol, fútbol, y muchos deportes más. Me encantan las montañas, el bosque, la laguna, y todo lo que Dios nos ofrece.

Por qué soy mormón(a)

Cuando era un niño, me gustaba ir a la iglesia con mi familia. La iglesia trae mucha paz y mucha felicidad en mi vida. Quizás no sabía la importancia de la iglesia, pero sé que la iglesia trae felicidad a todas las personas. Oré a Dios para saber si esta iglesia es verdadera, y sentí algo en mi corazón que es la verdad. Quiero ser feliz para siempre, en esta vida y después de esta vida. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la única iglesia que puede traer felicidad para siempre. Todos son invitados a venir a la Iglesia de Jesucristo y finalmente vivir con Él y nuestro Padre Celestial.

Historias personales

¿En qué forma le ha ayudado asistir a los servicios de la Iglesia?

Cuando voy a la capilla cada semana, estoy animado para asistir y sentir el espíritu presente en mi vida. Tengo mi familia y amigos para fortalecer mi fe en Cristo. Aprendía muchas temas del evangelio de Jesucristo que realmente me ayuda en mi vida. La capilla es un lugar de paz y tranquilidad que podemos sentir el amor del Salvador. Siempre después de los servicios en la iglesia siento mucho gozo y felicidad no solo en los domingos pero entre la semana. Mi familia está más unidos cuando asistimos a la iglesia juntos.

La manera en que vivo mi fe

Yo vivo mi fe por medio de mi ejemplo a todas las personas. Sé que es importante hacer buenas obras en esta vida, como sirviendo todos. Quiero mostrar mi amor a todas las personas para que ellos sean felices. Mi fe me ayuda a conocer más de nuestro Salvador Jesucristo y el amor que él tiene para nosotros. También ayudo a las personas a venir a Cristo para disfrutar las bendiciones del Evangelio.