mormon.org Global
Joshua Dale Mason: Música, Pianista, Collegio, Paz, Misionero, Fe, Mormón.

Hola soy Joshua Dale Mason

Acerca de mí

Tengo 21 años y soy misionero de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Estoy sirviendo en Filidélfia, Pennsylvania. Predico en Español; es mi segundo idioma y llevo menos de dos años aprendiéndolo. Tengo testimonio que Jesús es el Cristo y sufrió todo que yo he sufrido. Él me conoce personalmente. Antes de ser misionero, yo era músico, miraba películas con frequencia, y estudiaba en BYU-Hawaii. Aunque a mí me encantan estas cosas, yo las dejo durante este tiempo para que pueda dar todo mi tiempo y atención al Señor y Su obra. Tengo padres que son muy buenos y fieles. Tengo tres hermanos y una hermana, los cuales me han ayudado a hallar paz y consuelo en mi vida mediante el Evangelio de Jesucristo, aunque ellos no lo saben. Tengo cuatro sobrinos y dos sobrinas y el ser tío me ha dado mucho gozo como jóven. Soy discípulo de Jesucristo y sé que por medio del ser fiel, podré traer paz al mundo.

Por qué soy mormón(a)

Yo creo que las personas tienen el albedrío, y aún más importante creo que Dios nos da la habilidad de hallar lo que estamos buscando por medio del albedrío: la paz. Me encanta esta Iglesia porque enseña acerca del hallar y mantener la paz. También, la Iglesia ayuda a los demás a obtenerla. Creo en Jesucristo y tengo un testimonio firme que ésta Iglesia es Su Iglesia restaurada. Es por esta iglesia que yo llegué a conocer mi Salvador y mi Padre Celestial.

La manera en que vivo mi fe

Soy misionero porque sé que es una responsabilidad que yo tengo. También, sé que la obediencia lleva las bendiciones siempre. Diariamente, trato de pensar en mi Salvatdor. Diariamente, trato de estudiar las Escrituras. Trato de guardar los mandamientos que se me han dado. Algunas persona piensan que los mandamientos son limitaciones, pero yo los considero como oportunidades de ejercer mi fe. De repente, yo vivo mi fe por ejercer la fe que tengo. Trato de vivir de tal manera que siempre pueda decir que yo amo a Dios sinceramente, y todos sabemos que la confianza y la lealtad son esenciales para el amor. Por eso, Sirvo. Doy. Ayudo. Apoyo. Testifico. Y más importante, amo.