mormon.org Global
Diana Karen Arreola-Ramirez: Kentucky, Arreola, GKLM, Karen, Ramirez, Plainfield, Mormón.

Hola soy Diana Karen Arreola-Ramirez

Acerca de mí

Naci en Mexico, ahí fue donde crecí con mis abuelos y mi madre. Fue cuando tenía 6 años que mi madre decidió mudarse a los Estados Unidos. Vivimos en la ciudad de Chicago y pude asistir a la escuela, aprendí ingles y me sentía muy feliz de poder estar ahí. En poco tiempo mi madre conoció a mi Padre. Desde entonces pudimos formar una familia muy hermosa. Tengo tres hermanas de las edades de 13, 10 y 6. Hace 6 anos que nos bautizamos en la Iglesia y hoy con mucho gozo puedo servir una misión de tiempo completo.

Por qué soy mormón(a)

Conocí la Iglesia cuando tenía solo 14 anos. Un par de hermanas misioneras tocaron mi puerta. Yo era un poco tímida pero en realidad yo pensaba que ya tenía todo en la vida. Estaba a punto de entrar a high school y lo último que yo quería era hablar con ellas. A pasar el tiempo mi madre hablo con ellas, después mi padre y fue cuando me di la oportunidad de escucharlas. Ahí fue que cambio mi vida por completo. Pude ver el gran cambio en mis padres, en mi pero sobre todo en mi vida. Pude orar a mi Padre Celestial si lo que ellas me decían era verdadero. Si el Libro de Mormón, que es otro testamento de Jesucristo era verdadero, pero sobre todo si esta iglesia era verdadera. En poco tiempo recibí mi respuesta. Sentí una paz, tranquilidad, un gran gozo en mi alma. Fue ahí que decidí bautizarme junto a mis padres. Desde entonces, puedo decir que mi vida ha sido diferente, ahora tengo una gran felicidad en mi vida.

La manera en que vivo mi fe

Tengo el gran gozo de decir que vivo mi Fe al estar predicando el evangelio de Jesucristo, sirviendo una mision de tiempo completo. Tengo la gran bendición de estar en el Estado de Kentucky proclamando la maravillosa palabra del Señor. Mi propósito como misionera es invitar a las personas a venir a Cristo al ayudarles a que reciban el evangelio restaurado mediante la Fe en Jesucristo y Su Expiación, el arrepentimiento, el bautismo, la recepción del don del Espíritu Santo y el perseverar hasta el fin. Yo se que mediante nuestra obediencia y amor por el Señor todo se puede. Si seguimos adelante teniendo Fe en el todo es posible, solo tenemos que creer en él.