mormon.org Global
Jesse Nefi: Jesse, Nephi, Nefi, Jesse Nephi, Jesse Nefi, Mormón.

Hola soy Jesse Nefi

Acerca de mí

Me encanta viajar y explorar el mundo. He hecho muchísimos amistades importantes en mi tiempo de extranjero. Estoy enamorado de otras culturas y lenguas. Me gusta estudiar otras religiones y relacionarlas con la mía. Me fascina ver como que tienen tantas similitudes. Estudio Relaciones Internacionales y es tan interesante a ver como los países trabajan juntos. ¡Me encanta bailar! ¡Especialmente el Salsa y Cumbia! Disfruto tocar guitarra y leer lo mas que pueda. Me gusta escribir historias, poemas, y actualmente estoy escribiendo un libro! Mme gusta estar a fuera de casa. No aguanto trabajar en una oficina, debo de estar trabajando con gente. Sobre todo, amo a mi familia y mis amigos.

Por qué soy mormón(a)

Antes decía, "pues mi mamá dijo que soy". Pero después crecí. Me acuerdo cuando tenía 17 años sentí que necesitaba saber por yo mismo. Tenía que decidir si esto fuera algo que de veras yo creía y a que estuviera comprometido. Un líder de la iglesia me contó la historia de Cristo. Antes de sufrir en el jardín, hubo un momento cuando Él también tuvo que decidir si esto fuera algo que Él de veras iba hacer. No lo había pensado así. Decidí que tenía que saber también. Leí el Libro de Mormon y pregunté a Dios si el libro fuera verdadero. Seguía yendo a la iglesia. Después de un mes mas o menos, sentí que todo era correcto. Desde eso entonces nunca he dudado la veracidad del evangelio. Tengo mis preguntas pero los estudio y busco las respuestas. Esto es el "porque". Soy mormon porque aprendi que el evangelio es verdadero, Dios es real, y Cristo es su hijo quien vino para llevarme al regreso a mi hogar celestial.

La manera en que vivo mi fe

Mi hermana siempre me dice, "Dios está en la lluvia." Antes pensaba que la religion solo significaba ir a la iglesia y ser buena gente. Al crecer y experimentar la vida veo la mano de Dios en todas las cosas. Vivo mi fé por medio de interiorizar mi testimonio de Jesucristo. Al seguir su ejemplo seré capaz de ver a todos como hijos de Dios. Al obedecer sus mandamientos aprenderé a amar a Dios y a los demás.