mormon.org Global
Dani Chalegre: Brasil, Mujer, Familia, Amistad, Missioneros, Mormón, Mormón.

Hola soy Dani Chalegre

Acerca de mí

Me gustan los deportes, la música y la literatura. Soy vegetariana, me preocupo con el bien estar de la comunidad que hago parte y me parece importante cuidar de nuestro planeta. La cosa más especial en mi vida son mis familiares y amigos. Sueño en algún día ser una reconocida periodista en Brasil.

Por qué soy mormón(a)

Así que los misioneros bateron a mi puerta, los escuché de todo mi corazón y toda mi alma desde el momento en que hablaron "somos representantes de Jesúcristo". Me interesé sobre lo que me decían y resolví, por mi, orar a nuestro Dios y preguntarle si todo era cierto. Sentí que sí, me decían la verdad y, entonces, decidí bautizarme y hacer parte de la Iglesia.

Historias personales

¿Podría explicar la función que desempeña la oración en su vida?

Las oraciones en mi vida tienen varios propósitos. El primer es el de agradecimiento. Me gusta agradecer por estar viva, por tener salud y estar en seguridad. Por poder caminar, por mi respiración y cada bendición que pueda pensar mientras estoy orando. Gracias especiales por alguna bendción también hacen parte de mis conversaciones con Dios. Me parece importante también orar para pedir desculpas. Todos los días, por sermos fallos y frágiles, hacemos algo que no está bien. Puede que sea una mala palabra dicha, o algo mal pensado. Por menor o gigantesco que sea, es muy bueno poder arrepentirme y orar al Padre Celestial para que me ayude a no hacerlo más y que me conceda perdón. Por supuesto, en todas mis oraciones incluyo también un pedido de algo que quiero o necesito. Sea para que yo siga con mi trabajo o estudios, que nunca me falte comida o techo... Siempre hay algo que pedir. La última función de la oración que me viene a la cabeza es la de bendición. Generalmente oro antes de las principales refeciones del día. También tengo la costumbre de orar antes de atividades espirituales o para trabajar/estudiar. Al despertar y antes de dormir, también oro y ahí puedo incluir pedidos de bendiciones para mis familiares y amigos o para que el Señor les ayude con problemas específicos. Así es la oración en mi vida.

La manera en que vivo mi fe

En mi barrio me gusta estar siempre conectada a la política y a las causas sociales, como deportes, medio ambiente y cultura. Como parte de la Iglesia, soy admiradora de la reserva de alimentos, ropas y cosas básicas que armazenamos para situaciones de emergencia en todo el Mundo. Me gusta particularmente trabajar con los niños y jóvenes. Enseñándolos aprendo yo. Soy parte de una clase para mujeres con más de dieciocho años y tengo una compañera, que por lo menos una vez al mes, me ayuda a compartir un mensaje para una familia que visitamos.