mormon.org Global
Freddy: Mormón.

Hola soy Freddy

Acerca de mí

Hola,soy Freddy,y soy Mormon.Soy el mayor de 7 hermanos.Nací y crecí hasta los 20s en Centro America,debido a los comflictos politicos de la epoca emigré,a este gran pais y me comvertí en ciudadano de el por que amo esta gran nacion.Soy un contratista general de edificios,pero disfruto más trabajando en fontaneria y electricidad.Me encanta bailar,trotar,la naturaleza y leer.Tambien amo los animales especialmente los perros,los caballos,lovos y aguilas y muchos más.

Por qué soy mormón(a)

Desde que era muy pequeño,recuerdo preguntarme a mi mismo.De donde vine,por que estoy aqui,a donde ire despues que deje esta tierra,quien controla el sol,las estrellas,el viento las energias a nuestro rededor.podre ver a mis antepasados,mi esposa,mis hijos.Alrededor de los 80s esas preguntas,venian más frecuente a mi mente,y entonces un par de jovenes tocaron a mi puerta.Yo se que no fue una coincidencia.Las respuestas a mis preguntas me fueron dadas por esos dos misioneros que mi Padre Celestial me envió.Recuerdo ese sentimiento en mi corazón y en toda mi alma que era la verdad.un año más tarde,pude entrar al Templo de el Señor y ser sellado con mi esposa y mis hijos por las eternidades.Desde entonces he sido bendecido con una gran y maravillosa familia.Por supuesto tenemos los mismos desafios de una familia normal.Pero con el Evangelio de Jesucristo en nuestras vidas el señor nos ha ayudado con milagros cada día.Me gustaria imvitarte que preguntes a nuestro Dios si esto es verdadero,y si lo haces,te prometo que el te contestará.Te amo por que se que eres mi hermana o hermano.

La manera en que vivo mi fe

Unos meses despues que me hice miembro de la iglesia,recibí un llamamiento para servir a otros y al hacerlo comence a sentir un sentimiento de gratitud y felicidad cuando ayudas a otros a cambiar sus vidas.He servido y lo sigo haciendo en diferentes llamamientos por más de 30 años desde que me comvertí,y siento que no puedo vivir sin servir en la iglesia.Se que cuando lo hago y sirvo a mis hermanas y hermanos estoy sirviendo a mi Padre Celestial.Una de las cosas que llamó mi atención cuando me comvertí es que nadie recibe pago monetario por sus servicios,a excepción de el sentimiento de felicidad de ayudar a otros.