mormon.org Global
Alma Rosa: Mexicana, Maestra, Música, Animales, Mormón.

Hola soy Alma Rosa

Acerca de mí

Hola soy Alma Rosa, vivo en México y me encanta mi país. Soy maestra de educación básica en el area de Inglés, me fascina mi trabajo y me divierto mucho con mis alumnos, aunque despues de las clases hay mucho trabajo que realizar para poder hacer bien mi trabajo. La mayor recompensa viene cuando mis alumnos tratan de poner en practica lo que han aprendido y obtienen resultados que les hace sentir bien con ellos mismos. En mi tiempo libre me gusta escuchar mi música favorita el rock clasico, la música con violín y piano ademas de la música clasica, Soy directora de música de los niños en la iglesia y es una bendición estar aún el día Domingo rodeada de muchos niños. Leer es otra de mis actividades favoritas, asi como platicar con mis amigos y estar en contacto con mis familiares. Me encanta la naturaleza y todo lo que Dios ha creado para que sus hijos sean felices en su estado mortal. Tengo una perra y dos gatos y son la adoración de la casa, me gusta mucho tomarles fotos y coleccionarlas. Mi vida es muy feliz aunque no todo este bien a mi alrededor he aprendido a estar agradecida de lo que soy y lo que tengo.

Por qué soy mormón(a)

Lo que más deseo es regresar con Dios y su hijo Jesucristo de nuevo. Mi padre nos llevo a la iglesia cuando yo tenía 7 años, él ya era miembro, se bautizó desde niño pero dejó de asistir a la iglesia, despues conoció a mi madre quien era miembro de otra ceencia y se casaron, pero mi padre quiso regresar de nuevo a la iglesia porque deseó guiar a su familia por el camino que él sabía que era correcto. Los misioneros nos enseñaron el evangelio mi mamá acepto todo inmediatamente. Yo asistía a la iglesia y participaba en todo, solo que no tenía mi propio testimonio es decir no estaba segura de lo que me enseñaban mis padres y los maestros en la iglesia.No fue si no hasta que cumplí 16 años que decidí por mi misma preguntarle a Dios si lo que estaba aprendiendo era totalmente verdadero asi que ore muchas veces y la respuesta llego de muchas maneras poco a poco, pero lo que más recuerdo es ese sentimento de paz y seguridad en mi corazón de que estaba en el camino correcto que me conduciría de regreso a Dios. Asi fue como obtuve un testimonio de cada una de las verdades del evangelio, siempre preguntandole a Dios y el siempre respondiendome. Sé con certeza que Dios existe al igual que su hijo Jesucristo y que él responde toda oración de fe porque ama a todos sus hijos. Dios siempre ha estado ahí enderezando mis caminos todo el tiempo. Por eso se que tengo un gran compromiso con él y con sus hijos aquí en la tierra por tantas bendiciones que el me ha dado y que aún lo sigue haciendo.

Historias personales

¿De qué manera han contestado sus oraciones?

Desde que aprendí el principio de la oración lo he puesto en práctica todos los días de mi vida. La oración es un gran tesoro ya que podemos comunicarnos directamente con Nuestro Padre Celestial. Él ha contestado muchas oraciones algunas veces al instante mismo en que he necesitado de su ayuda y otras veces ha tenido que pasar más tiempo para que mi oración sea contestada, sin embargo yo sé que Dios está siempre al pendiente de mí y de mi familia en todo momento.

La manera en que vivo mi fe

Trato de ser obediente en todo porque sé que eso trae paz a mi alma y fortaleza a mi espíritu, es por eso que voy a la iglesia y pongo en práctica lo que se en mi diario vivir. Trato de amar a todas las personas y de ser un buen ejemplo para los que me rodean, creo que eso es lo que Dios quiere, que ame a todos por igual. Soy feliz cuando cumplo con los mandamientos de Dios y se que el nos ha dado un camino muy seguro para llegar de nuevo a vivir con él. Lo que siempre le ha dado fortaleza a mi hogar es que siempre hemos orado juntos cada mañana y cada noche, además mis padres me enseñaron desde que era pequeña a buscar la guia de Dios en todo momento de mi vida. El estudio de las escrituras es tambien otra fuente de dirección para mí asi como las palabras del profeta que Dios ha puesto para nuestros dias. He tenido la oportunidad de trabjar con los jovenes dando clases de seminario y en la escuela dominical, asi como impartiendo una vez al mes una clase en la reunion de las mujeres mayores de 18 años los Domingos. Toda practica y creencia de nuestra religion va encaminada al fortalecimiento de los lazos familiares y el bienestar temporal y espiritual de las personas, y especialmente para volver a vivir como familias eternas en el reino de Dios.