mormon.org Global
Axel: estudiante, Mormón.

Hola soy Axel

Acerca de mí

Soy un estudiante universitario, me gusta el baloncesto, ir al cine, comer pizza, hacer deporte, compartir con personas nuevas y prestar servicio.

Por qué soy mormón(a)

Mi madre era miembro de la iglesia, ella me llevaba a mi y a mis hermanas a las reuniones del día domingo. Después de mudarnos a otra ciudad dejamos de asistir a la iglesia, el horario de trabajo de mis padres hacia que tuviéramos poco tiempo para disfrutar como familia entre semana. Tiempo después los misioneros tocaron a nuestra puerta, aún recuerdo cuando le preguntaba a mi mamá si debía dejarlos entrar o no. En las visitas de los misioneros, ellos siempre nos invitaban a leer alguna escritura y a preguntarle a Nuestro Padre Celestial si el mensaje que ellos traían era verdadero. Y aun que no leía tan frecuentemente, si le preguntaba a Dios si el mensaje era verdadero, y a la corta edad de 8 años pude comprender que El Libro de Mormón es verdadero y que yo estaba haciendo lo correcto. Cerca de cumplir 9 años me bautice en la iglesia. Fue una experiencia muy bella y espiritual. Cumplir con los mandamientos no ha sido fácil, han habido momentos de desesperación en donde la tentación vence. Pero yo sé que no me debo rendir, que debo seguir intentando, porque Dios quiere que regrese a su presencia. Aun recuerdo a esos dos jóvenes que me visitaron a mi y a mi familia, siempre tan sonrientes, tan amables y tan serviciales. Ellos fueron un ejemplo en mi vida, yo quería llegar a ser como ellos, porque ellos eran representantes de Jesucristo. Ahora, casi a los 20 años, serviré una misión de tiempo completo, para poder llevar el mensaje del evangelio restaurado de Jesucristo al mundo, para poder cambiar la vida de las personas, para poder inspirar a otros a ser como Cristo, para servir a mis hermanos, para hacerles saber que Dios los ama.

La manera en que vivo mi fe

Me encanta servir a las personas, es algo que me llena de gozo. Me gusta participar en actividades para ayudar a los jóvenes, a mantenerse por un buen camino.