mormon.org Global
el Elder Hunter: Josh, Hunter, Elder, BYU, Ohio, New Mexico Texas, Mormón.

Hola soy el Elder Hunter

Acerca de mí

Soy Josué y estoy sirviendo una misión en Nuevo México y Texas Oeste! Antes de la misión, estudiaba en la universidad de Brigham Young en Provo, Utah. A mi me fascina jugar fútbol, enseñar el evangelio de Cristo, convivir con la familia, y pasar tiempo en las montañas acampando, pescando, o lo que sea!

Por qué soy mormón(a)

Soy Mormón por varias razones. Primeramente por la promesa que hizo el hijo del profeta Mormón, Moroni, en su despedida: (Moroni 10:4-5) "Y cuando recibáis estas cosas, quisiera exhortaros a que preguntéis a Dios el Eterno Padre, en el nombre de Cristo, si no son verdaderas estas cosas; y si pedís con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo, él os manifestará la verdad de ellas por el poder del Espíritu Santo; y por el poder del Espíritu Santo podréis conocer la verdad de todas las cosas..." Es una promesa sencilla y potente . Le digo a la gente que no sea miembro de la iglesia: “Haga la promesa que se encuentra en el Libro. Y prepárese por lo que Dios le dirá.” Yo nací en la iglesia, pero tuve que hacer el experimento de Moroni. Estoy seguro que todos recibirán lo que yo sentí si se lo piden de Dios. Los requisitos de la promesa: Leer las palabras en el Libro de Mormón y meditar sobre ellas. Orar a Dios con verdadera intención (o sea, con validez) y ser dispuesto al hacer lo que Dios le dirá. Y pedir con fe creyendo que recibirá una respuesta de Dios (Santiago 1:5-6). La promesa: Dios nos dará una manifestación mediante el Espíritu Santo (1 Juan 5:6) de la veracidad del Libro de Mormón. Eso es precisamente lo que yo hice. Eso es lo que millones de cristianos han hecho desde la publicación del Libro de Mormón. Dios vive y nos ama. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la Iglesia restaurada de Jesucristo.

La manera en que vivo mi fe

Siempre trato de invitar a todos a venir a nuestro Salvador, Jesucristo. He visto las bendiciones del Evangelio de Cristo en mi vida personal y en mi vida familiar-- y ahora deseo que todos tengan lo mismo que tengo yo! Creo que demuestro mi fe en la manera en que me llevo en diferentes circunstancias. Creo que los demás se dan cuenta de nuestro ejemplo-- no por lo que profesamos o lo que decimos, más bien por como nos comportamos y que hacemos. Vivo mi fe por medio de hechos. Hay que ser un ejemplo de los creyentes por hecho y no tan solo por palabra.