mormon.org Global
Lucio: piano, converso, servicial, edición de videos, Mormón.

Hola soy Lucio

Acerca de mí

Me gusta mucho ejecutar el piano. Toco todos los domingos en la capilla. Y he aprendido a tocar en forma autodidacta. También me gusta mucho editar vídeos. Gracias a este pasatiempo, he podido ganar más amigos y a la par de eso también obtener ingresos monetarios. También participo en actividades realizadas por jóvenes de mi comunidad. Como ser: Visitar a personas enfermas, plantar árboles en lugares públicos, entre otras actividades en bien de otras personas. Todo esto he hecho siendo miembro de un grupo juvenil que se formó con jóvenes miembros de mi comunidad. Soy una persona dinámica que le gusta hacer cosas por otras personas, especialmente para que mi comunidad sea un lugar más agradable para vivir.

Por qué soy mormón(a)

El motivo por el cual he decidido unirme a la Iglesia es porque dos misioneros visitaron donde vivía y me enseñaron valiosas verdades que no sabía. Cuando escuché por primera vez a aquellos misioneros sentí que era algo verdadero y correcto de seguir. Además, en la capilla he podido encontrar a personas que creían que hay un más allá. Que esta vida no es el fin, sino el comienzo de algo que iba a continuar aún después de morir. Y esta fe y creencia ha crecido, y pudo fortalecerse aún más, cuando vi a mi padre partir de este mundo. En ese momento, vinieron a mi mente las enseñanzas que había aprendido acerca de la resurrección y el plan que Dios tiene para todos nosotros. Obtuve el testimonio de que algún día iba a reunirme nuevamente con mi padre. Gracias a todo lo que he aprendido en la Iglesia, sigo siempre gozando de bendiciones tanto temporales como espirituales. Es el lugar en donde quiero estar y el lugar en donde seguiré permaneciendo porque me ayuda a ver las cosas como en realidad deberían de ser vistas.

La manera en que vivo mi fe

La forma en que vivo lo que creo es a través de diferentes acciones que realizo a nivel familiar como pública. A nivel familiar, cuido a mi mamá. Ya que es una persona de tercera edad y por su edad ya necesita de cuidados especiales. Soy el último hijo en la familia. Y sólo quedo yo y mi mamá. Mi padre ya falleció y mis otros hermanos ya viven en diferentes lugares. El Evangelio me ayuda a tener fuerzas para continuar adelante junto con mi madre en los momentos difíciles que a veces nos toca sobrellevar. Las diferentes actividades y asignaciones que la Iglesia me ofrece, ha sido como un ancla que me ha sostenido para no dejar de hacer lo bueno. En la Iglesia, he tenido muchos llamamientos. Estuve como maestro de niños, de jóvenes y adultos. Todo esto me ha ayudado a conocer mejor a mis semejantes y a mí mismo.