mormon.org Global
Miguel Angel Ek: MORMONES CAMPECHE, MORMONES EN EL MUNDO, GRATITUD A DIOS, SERVICIO MISIONAL, VIDA MORMONA, CONOCE MORMONES, Mormón.

Hola soy Miguel Angel Ek

Acerca de mí

Mi nombre es Miguel Angel Ek, nací en el estado de Campeche México en 1962, mis estudios los realice en la ciudad de Campeche, siendo Contador de Profesión, estoy casado con Martha J. Zaldivar y tenemos dos hijos, Efraim Rodrigo y José Jared. Actualmente trabajos juntos en un negocio familiar y de manera personal desarrollo un negocio de publicidad en linea e impresa.

Por qué soy mormón(a)

A lo largo de mi vida, he aprendido que Dios nos conoce y si nos dejamos guiar por El, nuestra vida se vuelve más placentera, más plena, más a la manera de Dios y no del mundo, porque a pesar de las vicisitudes de la vida, podemos ser felices, felices de saber que Dios ofreció su vida para que podamos tener la oportunidad de volver a su presencia y que tambien, por medio de las personas podemos sentir las manos y el amor de Dios, le agradezco a las personas que de alguna manera colaboraron con Dios para hacer posible que sea parte del pueblo de Dios, mediante mi fe en El. A la joven que me invito, a los misioneros que me enseñaron, a mis lideres que nos guiaron hasta lo que actualmente somos ahora, de corazón les extiendo un extraordinario GRACIAS.

Historias personales

¿De qué manera podemos desarrollar mayor armonía en nuestro hogar?

Una de las cosas más relevantes que podemos hacer en nuestro hogar, es aprender a escuchar a nuestra pareja, a nuestros hijos y otras personas que se relacionan como familia con nosotros, brindarles las herramientas para que puedan desarrollar sus talentos, pero también reglas con las cuales puedan vivir una vida plena, como el ahorro, la observación del día del Señor, la castidad, la asistencia regular a los servicios religiosos y sobretodo la asistencia a la Casa de Dios que son los templos. En la medida que aprendemos obediencia, también aprendemos la manera en que Dios bendice nuestras vidas, como nos nutre espiritualmente y como hace posible que nuestra fe y esperanza crezca con respecto a sus promesas y su cumplimiento.

La manera en que vivo mi fe

Siempre he tenido la oportunidad de brindar un poco de ayuda a las personas con quienes nos relacionamos de manera personal o como familia, durante el tiempo que serví como obispo de mi unidad, procuramos el bienestar de todas las personas, quienes de alguna manera, formamos parte como la familia de Dios que somos. En mi juventud, serví como misionero regular en el norte del país, donde tuvimos la oportunidad de conocer a personas interesadas en nuestra, que es la fe en el Señor Jesucristo. Actualmente trabajos en Historia Familiar, integrando la genealogías de las personas y familias de mi barrio o unidad.