mormon.org Global
Tyler: Guitarra, Musica, Mormón.

Hola soy Tyler

Acerca de mí

Hola! Mi nombre es Tyler, actualmente estoy cumpliendo una misión en California. Soy el mayor de cuatro hijos, con una hermana y 2 hermanos. Me encanta tocar la guitarra, y estoy muy contento de que tengo la oportunidad de hacerlo mientras estoy aquí en la misión. También me encanta Airsoft. Me encanta pasar tiempo con mi familia y amigos, ir al cine y escuchar música.

Por qué soy mormón(a)

Yo soy un mormón porque he sentido el poder del evangelio en mi vida. Antes de mi misión, yo sólo iba a la iglesia porque mis padres me dijeron que debo hacerlo.Todo eso cambió cuando fui a la Universidad Brigham Young-Idaho. Empecé a tener más amigos que eran miembros de la iglesia. Tuve los mejores ejemplos de cómo vivir de un modo semejante al de Cristo. Mi vida comenzó a cambiar. Todos de mis amigos comenzaron a salir, y muy pronto, yo era el único de mi grupo de amigos que todavía estaba allí. Todavía ni siquiera había pensado en ir a una misión. Era demasiado tiempo para estar lejos de todos mis amigos. Después de un año de la escuela, me fui a casa, y volví a caer en mis viejas costumbres, porque yo no tenía un testimonio del Evangelio restaurado. Pero un día me decidí a comenzar el proceso de los documentos de mi misión, hablé con mi obispo, y me preparé. Hice lo que tenía que hacer, y luego me fui el 23 de febrero para servir a mi Dios. Lamentablemente, todavía no había leído el Libro de Mormón hasta el final, y pensé que si lo voy a enseñar, tenía que saberlo. Así que lo leí en 2 semanas en el MTC y oré, con la promesa a Dios de que si me dejaba saber, yo le serviría para la totalidad de los 2 años. Él me dejó saber. Y por eso, sé que el Libro de Mormón es verdadero y que José Smith fue un profeta de Dios. Yo lo sé. Estoy aquí para servir y amar cada minuto de la mision. Sé que he sido cambiado por causa de este maravilloso evangelio.

La manera en que vivo mi fe

Estoy viviendo mi fe, por servir a mi Señor y Salvador con todo mi corazón. Ser misionero ha sido el tiempo más difícil, pero más gratificante de mi vida. Estoy muy agradecido por la oportunidad que tengo de estar aquí. Ahora mismo estoy sirviendo como líder de un grupo de misioneros, y ha sido un reto para saber cómo puedo ayudarles. Al principio estaba nervioso y abrumado, pero yo oraba más de lo que nunca había hecho antes y encontré consuelo en las Escrituras, y sentí el poder de Dios en mi vida. Ahora me encanta ser capaz de enseñar a estos maravillosos misioneros y trabajar con ellos para predicar el evangelio a la gente maravillosa aquí en California.